Bolivia: el odio, una receta al estilo colonial

@barbaraestereo @ShirleyAmpuero @Ava_GD El caso de Bolivia es uno de los más emblemáticos en cuanto a la racialización de las relaciones sociales. El actual presidente, Evo Morales, ha padecido en carne propia los desaires tanto locales como internacionales por su origen étnico. A pesar de erigirse como un Estado Plurinacional, la élite tradicional boliviana alardea una credencial fenotípica: la blanquitud. Poco importan los avances en materia social o económica, Evo es aimara y eso sí que no tiene perdón. La lucha contra el racismo se hace presente una y otra vez. Sin ir más lejos, en la V Sesión...

Seguir leyendo