2 min. lectura

El miércoles pasado, la  Sala en lo Constitucional de la Corte Suprema de Honduras, falló por unanimidad  a favor de los recursos de inconstitucionalidad interpuestos por el ex presidente Rafael Callejas, por 16 diputados del Partido Nacional (partido gobernante) y Unificación Democrática contra el artículo 239 de la Constitución, que prohíbe la reelección presidencial y establece la pena para aquel que lo incumpliese.  La sentencia se enuncia sobre la inaplicabilidad del mismo y su despenalización.

El proceder de la Sala fue observado por parte de los partidos de oposición al actual gobierno, no sólo por el contenido del fallo que  pone en vigencia la posibilidad de la reelección presidencial, sino también por las formas en las que se dio curso a esta sentencia: como primera instancia debería haber sido  conocido por el pleno del Congreso Nacional y de inmediato turnado a la Empresa Nacional de Artes Gráficas (ENAG) para su publicación en el diario oficial La Gaceta. Sin embargo,  el expediente ingresó a la Secretaría Adjunta del Congreso Nacional y fue remitido inmediatamente a la ENAG para su publicación, donde se publicó para su entrada en vigencia con fecha 24 de abril de 2015. 

El presidente Juan Orlando Hernández recibió la noticia mientras se encontraba en una gira oficial por Estados Unidos y ante el fallo de la Sala se mostró cauteloso considerando que respeta la decisión de la Corte Suprema,  evitando cualquier mención a una posible propia reelección en las próximas elecciones.

Por otro lado, los diputados del  Partido Anticorrupción (PAC) presentaron una denuncia formal al Ministerio Público (MP) para que investigue todo lo actuado por el ex presidente Callejas y los diputados que se sumaron al petitorio de inconstitucionalidad de los artículos que no permitían la reelección.

El Partido Libertad y Refundación (LIBRE), cuyo coordinador general es el ex presidente Manuel Zelaya, emitió un comunicado donde denuncia una posible extorsión a los magistrados por parte de los integrantes del Partido Nacional y describe a Honduras como un Estado en Golpe permanente. En este mismo documento convoca a la unidad de la oposición por medio del consenso para enfrentar las prácticas autoritarias que el Partido Nacional asumió desde que inició su mandato en el año 2013. Además, diputados de LIBRE pedirán que se desarrolle juicio político en contra de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional.

En los dias próximos, el Congreso Nacional tendrá que enfrentar un nuevo debate para determinar los reglamentos y definir si la reelección será alterna o contínua.