7 min. lectura

I

Si algo le faltaba para terminar el año a la penosa administración del alcalde Mauricio Rodas era un escándalo de corrupción. El miércoles 21 de diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos publicó un informe sobre la entrega de coimas efectuada por la empresa Odebrecht a funcionarios del Ecuador. La información mencionada establece que Odebrecht otorgó sobornos por 33.5 millones de dólares entre 2007 y 2016 para de esta forma ejecutar contratos que rondarían los 116 millones de dólares.

Este caso salpica directamente la postergada y lenta construcción del metro en Quito. De acuerdo a la información que consta en el sitio web de Odebrecht, el proceso licitatorio empezó en 2013 con la precalificación de siete consorcios interesados. Y fue en octubre de 2015, cuando el contrato para la construcción fue adjudicado al consorcio Odebrecht – Acciona. Inicialmente, el valor del contrato era por 1.538 millones de dólares[1]. Pero terminó siendo de 2009 millones de dólares.

Sin embargo, por razones que aún se desconocen, en septiembre de 2016, Odebrecht había solicitado salirse del proyecto de la construcción del metro cediendo sus acciones a Acciona, la empresa que formaba parte del consorcio. La justificación, poco convincente, era que la firma atravesaba un proceso de reorganización a nivel global.

En el caso del gobierno nacional, la empresa fue expulsada del Ecuador en 2008 mediante el Decreto Ejecutivo 1348, debido a fallas estructurales que provocaron el cese de operaciones de la Hidroeléctrica San Francisco cuando solo tenía seis meses en funcionamiento. En el mismo decreto se estableció la finalización de todos los contratos que se encontraban vigentes.

En su descargo, el municipio de Quito emitió un comunicado afirmando que la obra que ejecuta la constructora brasileña, consistente en la Fase I y II de la Ruta Viva como así también la contratación de la Fase II del metro, tuvieron lugar durante la anterior administración municipal, de signo contrario al actual alcalde Rodas. En esa oportunidad, se diseñaron los términos de referencia, los pliegos y se realizó el concurso resultando ganador el consorcio Acciona-Odebrecht. Mientras que, en la administración de Rodas, se adjudicó y firmó el contrato al representar la oferta económica más baja. Ello, teniendo en cuenta el aumento en los costos de la obra, que como señalábamos, inicialmente se presupuestó en 1.500 millones de dólares pero terminó costando 2.009 millones. Un aumento del 33%[2].

Ante estas acusaciones, el anterior alcalde, Augusto Barrera emitió un comunicado afirmando que la responsabilidad contractual de la fase 2 del metro corresponde a la actual gestión de Rodas. Además, informó que el proceso de selección y contratación se detuvo en la transición de una gestión a la otra, para permitir que el alcalde entrante fuera el que ejecutara todo el proceso. Una decisión que, en su momento, fue celebrada por Rodas.

Los sucesos han llevado a que la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional solicite a la Contraloría un examen especial al patrimonio del alcalde y sus allegados y un análisis de los contratos del Metro[3].

En los últimos días, la presidenta de la Comisión, María José Carrión, informó en rueda de prensa que durante 2014 se registraron viajes a Brasil y México por parte del alcalde de Quito y Jacobo Sanmiguel, exconcejal de Ambato y actual candidato a asambleísta alterno por CREO – SUMA en la provincia de Tungurahua. Este nuevo personaje que se agrega a la trama registraría movimientos en sus cuentas por 30 millones de dólares posterior a las fechas de los viajes. Casualmente Rodas, al volver, habría adquirido una casa valuada en 370. 000 dólares. En su defensa, el alcalde reconoció haber efectuado los viajes, los cuales estarían vinculados a agendas y compromisos de la gestión pública. Además, afirmó que su propiedad habría sido adquirida con ahorros personales y con la ayuda de un préstamo familiar.

Pese a que, en campaña electoral y a menos de un mes de las elecciones, todos los candidatos de la oposición han insistido en el combate a la corrupción en sus planes de gobierno, ninguno de los miembros de la alianza CREO – SUMA se ha pronunciado respecto al paradero de Sanmiguel, desconocido hasta el momento.

Tampoco ha hecho declaraciones el Partido Social Cristiano o su candidata a la presidencia, Cynthia Viteri, a pesar de que se hizo público el libro de códigos de Odebrecht, “Caixa 2” que incluye los nombres de los políticos ecuatorianos que recibieron sobornos entre 1986 y 1992. Bajo el seudónimo de “Matraca”, figura el nombre del actual alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot quien habría recibido dinero por parte de la empresa brasilera para la construcción de una obra hidráulica, el Trasvase Santa Elena.

II

Como si la trama anterior fuera poco para el alcalde, el viernes 6 de enero fue detenido en el aeropuerto de la ciudad de Quito, Mauro Terán. La causa: una serie de inconsistencias en los movimientos financieros de sus cuentas. Sin tener ingresos por relación de dependencia, entre 2010 y 2016, registró acreditaciones económicas por más de 6 millones de dólares[4]. Los giros a su cuenta habrían sido realizados desde Estados Unidos, Panamá y Singapur. Lo más llamativo es que la recepción de estos depósitos coincidiría con las fechas en que se adjudicó y firmó el contrato para la segunda fase de construcción del metro de Quito.

Terán no figura en la nómina del municipio como empleado. Sin embargo, Rodas ha afirmado que “es alguien que ha colaborado desde el inicio de nuestro proyecto y sus criterios estratégicos, tanto en el campo político como jurídico, siempre han sido valorados”[5]. Se ha referido a él como una “persona honorable” acusando al gobierno nacional de querer vincular un caso tributario con el contrato del metro de Quito. Actualmente, Terán se encuentra preso por presunta defraudación tributaria y enriquecimiento ilícito. Además, se lo investiga por sus posibles nexos con el escándalo de Odebrecht.

III

Contrario a enfrentar la situación y brindar información sobre el tema o mostrar disposición para colaborar, Rodas decidió sorpresivamente viajar a Estados Unidos. El objetivo: solicitar al Departamento de Justicia del país del norte que difunda la información completa respecto a las supuestas coimas de Odebrecht. Algo que podría haber hecho por email, por carta protocolaria o por una llamada telefónica.

Pero el objetivo del alcalde iba más allá. Imitando el ejemplo de victimización de otros sectores de oposición latinoamericanos, Rodas denunció ser víctima de persecución política. Y siguiendo el manual, anunció que aprovecharía su viaje para recurrir a la Organización de Estados Americanos (OEA) para solicitar se tomen medidas para garantizar el respeto a la democracia y la voluntad popular[6].

Pese a sus ambiciones, la agenda de Rodas en Estados Unidos no tuvo éxito. La cita con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, fue cancelada. Durante el mes de junio, Almagro sí había recibido en Washington a Guillermo Lasso tras el pedido de que la OEA actuara como veedor de las elecciones presidenciales y a la Asamblea de febrero de 2017.

IV

La serie de escándalos ha restado aún más capital político a Rodas, ya escaso después de tres años de gestión muy deficiente. El primero en desprenderse ha sido el candidato a presidente, Guillermo Lasso, quien mantenía un acuerdo con Rodas desde octubre. Al respecto, Lasso ha sido claro en afirmar que “el movimiento CREO tiene una alianza con el movimiento SUMA, no con el Municipio (de Quito), no con el alcalde”[7].

En los últimos días, Rodas había sido citado por la Comisión de Asuntos Internacionales de la Asamblea Nacional. En el comunicado, la presidenta de la Comisión afirmaba estar en conocimiento de que el alcalde había mantenido reuniones con el encargado para América Latina del Comité de Relaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos por el caso Odebrecht. Razón por la cual lo convocaba para que exponga al conjunto del pleno de la Asamblea Nacional sus observaciones respecto al caso en cuestión. Sin embargo, Rodas emitió un comunicado donde se excusó de asistir.

 

[1] https://www.odebrecht.com.ec/metro-de-quito/

[2] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/quito/11/los-costos-de-construccion-del-metro-se-elevaron-33-en-los-ultimos-2-anos

[3] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/quito/11/he-pedido-un-examen-especial-al-patrimonio-de-rodas

[4] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/detenido-en-quito-un-ciudadano-por-defraudacion-tributaria

[5] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/mauro-t-ha-colaborado-desde-el-inicio-reconocio-ayer-el-alcalde-de-quito

[6] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/quito/11/rodas-sobre-caso-mauro-t-se-trata-de-alguien-a-quien-he-conocido-como-una-persona-honorable

[7] http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politiko-2017/49/lasso-se-distancia-de-rodas-creo-tiene-alianza-con-suma-no-con-el-alcalde