Por Esteban De Gori
@estedego

Este dirigente que fue Jefe de Gabinete de Ministros (2008-2009) durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner hoy es el líder del Frente Renovador. Una fuerza de centro derecha que ha aglutinado al peronismo disidente al kirchnerismo y que hoy cogobierna algunos territorios e instituciones con el gobierno de Mauricio Macri (Cambiemos). Su fuerza ha logrado la mayor concentración de votos en la Provincia de Buenos Aires (representa el 38% del padrón nacional). Se ha transformado en un aliado necesario y vital para dotar de gobernabilidad al gobierno de Cambiemos.
El inicio del derrotero político de Sergio Massa puede ubicarse en una fuerza de centro derecha –como la Unión de Centro Democrático-, la cual se integró al gobierno de Carlos Menem. A mediados de los años 90, algunos dirigentes presionaron para unificarse con el menemismo y terminaron incorporándose al partido justicialista. El menemismo había logrado –paradojalmente- atraer a sus filas y al propio partido justicialista (peronismo) a sectores históricamente opositores a éste. Cosechó grandes vínculos con ciertos sindicatos y sindicalistas, como el gastronómico Luis Barrionuevo (hoy líder de la CGT Azul y Blanca)
Luego de la crisis del 2001, fue parte del gobierno de Eduardo Duhalde (2001-2003). La reconfiguración de la base de poder del gobierno de Néstor Kirchner (Frente para la Victoria) encontró a Sergio Massa entre sus filas. Se ubicó en espacios claves y fue parte del proceso de renovación y de modernización que el kirchnerismo estableció desde sus comienzos. Después de haber transitado por cargos de relevancia (Diputado Nacional y Director de la Administración de la Seguridad Social) logró –en las elecciones de 2007- la intendencia del municipio de Tigre (Provincia de Buenos Aires).
El conflicto entre el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con las corporaciones agro-exportadoras (2008) provocó una tensión interna en el seno del Ejecutivo que termino con la salida del Jefe de Gabinetes, Alberto Fernández. Sergio Massa lo reemplazó hasta el 2009. Año que comenzó su distanciamiento con el Frente para la Victoria y la derrota en las elecciones legislativas de Néstor Kirchner, quien se presentaba como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires.
Massa es parte un universo de dirigentes –conjuntamente con Macri y Scioli (Frente para la Victoria)- que son parte de la denominada “generación intermedia”. Provienen tangencialmente de la política y se “ubican” por fuera ella. Esta incursión a la política por “fuera de la política misma” –cuestión que se inscribe en las culturas contemporáneas- les ha redituado adhesiones y apoyos. Candidatos o dirigentes sin el peso de la “historicidad” o del pasado.
2010 implico la aceleración de la construcción de un espacio político por parte de Sergio Massa. Reunió un conjunto de intendentes de la Provincia de Buenos Aires que constituyeron la base política y territorial del Frente Renovador. Espacio que participo en las elecciones legislativas de 2013 y que venció al Frente para la Victoria en la Provincia de Buenos Aires. A partir de 2009, el kirchnerismo es derrotado en las elecciones legislativas perdiendo de manera paulatina un poder político y territorial. La victoria de Maria Eugenia Vidal (Cambiemos) que la catapulto como gobernadora de la Buenos Aires (2015) y su alianza con el Frente Renovador de Massa se explica en este ciclo de derrotas del kirchnerismo y de ascenso del conglomerado de centroderecha.
En 2015 se lanzó a competir con Scioli y Macri por la presidencia. Estableció alianzas políticas territoriales que lo llevaron a nacionalizar su campaña. Su alianza con el exgobernador de Córdoba y con el candidato a gobernador de Jujuy –Gerardo Morales- dio cuenta de esta estrategia.
La “salida de la confrontación”, la centralidad en la lucha contra la inseguridad y la droga, la crítica a la militancia kirchnerista y a los cortes de calle, como la reducción de retenciones a las exportaciones agrícolas se articularon con la campaña de un “dirigente canchero y componedor”.
Si bien no logró la presidencia, hoy se ha convertido en un actor claves, tanto para la gobernabilidad de Cambiemos, como de su erosión.

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica

Co Authors :