RETOS ECONÓMICOS-POLÍTICOS DE LOS GOBIERNOS POSNEOLIBERALES Y PROGRESISTAS EN LA REGIÓN

Eje Estratégico RETOS ECONÓMICOS-POLÍTICOS DE LOS GOBIERNOS POSNEOLIBERALES Y PROGRESISTAS EN LA REGIÓN

Equipo: Alfredo Serrano Mancilla (España; reside en América latina), Guillermo Oglietti (Argentina), Luis Salas (Venezuela), Teresa Morales (Bolivia), Mauro Andino (Ecuador; reside en Centroamérica), Nicolás Oliva (Ecuador), Sebastian Carvajal (Ecuador) y Jorge Hernández (Argentina). Sergio Martín Carrillo (España; reside en Ecuador),

Las transformaciones geopolíticas (y geoeconómicas) en curso, sin precedentes en el pasado, apuntan hacia una transición sistémica en busca de una reordenación de los equilibrios de fuerza, con nuevas configuraciones institucionales, económicas, militares, cultural-ideológicas y comerciales. En este contexto, se abre un escenario incierto, a la vez que fértil, marcado por la emergencia de nuevas potencias y bloques regionales, que configuran un nuevo reequilibrio multipolar. Todo se mueve a gran velocidad; los recientes análisis ya quedan caducos. La celeridad en esta metamorfosis geopolítica exige actualizar la mirada global, y más para el caso de América Latina como nueva región proactiva en este proceso de reconfiguración.

En los últimos años, la región ha sufrido innumerables cambios en cuanto a nuevos gobiernos, nuevas políticas económicas, y fundamentalmente, nuevos espacios de articulación de las relaciones económicas entre países. América Latina ya no es, por supuesto, la de las décadas pérdidas sino más bien se ha consolidado un periodo de década ganada para buena parte de América Latina en términos de desarrollo social y expansión democrática (gracias a políticas de recuperación de sectores estratégicos, reapropiación de la soberanía, políticas integrales de redistribución…).

Si se puede afirmar que Latinoamérica está viviendo un “cambio de época” es por la convergencia de grandes líneas de transformación que no cierran el horizonte de posibilidades futuras ni aseguran ningún destino, pero sí descartan la mera restauración del orden anterior. Uno de los rasgos más evidentes del nuevo tiempo político es la coincidencia, no casual, de gobiernos de signo nacional-popular y democrático-progresista en la región. Pese a los diferentes ritmos, horizontes y acentos, nunca antes coincidieron en Latinoamérica y el Caribe tantos ejecutivos comandando procesos de redistribución, construcción de soberanía y ampliación del campo democrático. Además, estos gobiernos están liderando, como ya se ha explicado, procesos de integración y construcción regional que han superado los límites declarativos y apuntan en un sentido de transformación geopolítica. Este fenómeno, llamado del “giro a la izquierda”, así como las condiciones geopolíticas que lo han hecho posible, merecen una atención prioritaria por las posibilidades de avance histórico y por su implicación global.

La propuesta de transformación propia de este cambio de época regional cobra una cierta importancia política, no tanto como programa acabado, sino como horizonte, como tensión emancipadora. La consolidación de este tiempo histórico de transformaciones exige pensar en futuro, en adelante, de tal manera que se problematice cuáles son las necesarias condiciones de la “irreversibilidad relativa” (la no marcha atrás frente a todo lo logrado) al mismo tiempo que se pretende conquistar nuevas y más ambiciosas plazas. Se trata de buscar cómo fortificar las posiciones conquistadas sin esclerotizar las posibilidades de seguir transformando y haciendo reversible todo lo que resta por avanzar. La política es siempre una tarea inacabada, y por tanto, es necesario actualizar la agenda de la ruptura en la región, librar la batalla intelectual por fijar los términos de las confrontaciones por venir y atreverse a proponer rumbos estratégicos para el avance popular a favor del vivir bien de las mayorías.

Se evidencia la disputa que llega, la que se libra ya y que hace decisivos los años venideros, situando como primera tarea la búsqueda de los nuevos desafíos en el mismo seno del bloque progresista. Lo que está en juego ahora es la dirección de esta tangente de cambio. Más allá de estas conquistas, de la década ganada, toca ahora hacer propia la década venidera, escribirla con nombres propios, con lenguaje propio, con retos propios, con placeres propios, dibujar la escena y elegir la arena de disputa. Adelantarse a los peligros y evitar enconarse en exceso en las demandas del pasado. Los procesos de cambio y gobiernos populares se topan con dificultades que no están en los viejos manuales, estamos en los momentos de innovar y emanciparnos de proyectos caducos. Es momento de revitalizar la reflexión y reidentificar las nuevas preguntas para poder dar acertadamente las nuevas respuestas. Son nuevos los desafíos porque ni el escenario afuera es el mismo, ni las condiciones adentro se parecen a esas que se encontraron al iniciar el cambio de época, cuando la urgencia obligaba a concentrar todos los esfuerzos en desandar las consecuencias empobrecedoras de la aplicación de políticas neoliberales.

Por eso, desde el CELAG, consideramos que junto al estudio de las derechas en la región presentado en el punto anterior, es necesario ahondar en cómo:

a) seguir resignificando dinámicamente la senda del cambio hacia dentro en el propio eje posneoliberal,

b) actualizar incesamente el relato para los nuevos años evitando que quede obsoleto,

c) continuar moldeando el nuevo sentido común en movimiento para seguir avanzando,

d) identificar renovados ejes que motiven, que ilusionen y que continúen adheriendo a la mayoría social,

e) atender a las nuevas demandas políticas y económicas,

f) consolidar la irreversibilidad de los cambios alcanzados,

g) afrontar la constante restricción externa económica sin que ello se traduzca en restricciones internas antisociales,

h) reimpulsar el proceso efectivo de integración después de todo lo conquistado,

i) superar las tensiones propias de la dialéctica entre la construcción de lo nacional y la necesaria nueva arquitectura supranacional.

  • Objetivos

1.Determinar los principales desafíos económicos a los que se enfrenta la región latinoamericana en los próximos años de disputa ante la nueva transición geoeconómica a nivel mundial.

2.Caracterizar la disputa regional por el sentido hegemónico del nuevo modelo de integración dominante en América latina. Identificar las nuevas demandas de la mayoría social en este cambio de época posneoliberal; procurar respuestas nuevas para las nuevas preguntas.

3.Detallar analíticamente los ejes determinantes para construir una organización económica en pos de la irreversibilidad de lo logrado (la no vuelta atrás como objetivo histórico).

4.Identificación y propuestas de superación de las nuevas contradicciones económicas propias de este proceso de cambio regional; con atención especial a la dialéctica nacional/supranacional (regional).

5.Desarrollar una agenda estratégica regional que permita la transformación estructural del modelo de desarrollo y principalmente permita el cambio definitivo de la matriz productiva y el cambio de la inserción internacional de la región en la geoeconomía mundial.

6.Aportar en la construcción del nuevo sentido común de época y su pertinente relato político y económico para continuar dando saltos hacia delante.

  • Agenda de trabajo: Objetivos específicos y entrega de Documentos

A partir de ahora, se trata de ir dotando de contenidos los diez temas seleccionados como prioritarios que podrían constituir una suerte de Decálogo Posneoliberal necesario para disputar el rumbo estratégico, en lo económico, en lo político y en lo social, en los próximos años en América latina. Se plantea un cronograma, en el que cada mes se dedicará a cada uno de los temas predeterminados, respetando el orden establecido, habiendo una persona responsable por tema, con el apoyo de uno o dos más, con el compromiso de cada día 25 de cada mes socializar un documento al resto del equipo para que éste comente, complemente, discuta y sugiera en los siguiente 5 días, y luego, nuevamente el responsable deberían de afinar el documento considerando la participación del resto del equipo, teniendo documento final para cada inicios de cada mes (antes del día 5).

A continuación, se presentan estos ejes claves estratégicos que conforman los documentos a entregar, mes a mas, para acabar constituyendo una especie de libro blanco, también útil en términos formativos, pero que particularmente supongan insumos claves para los tomadores de decisión a la hora de afrontar la disputa en los próximos años.

Punto de partida: debate acerca de la conveniencia o no del término de posneoliberalismo, su caracterización, su potencialidad para explica un fin de época al mismo tiempo que su limitación para marcar una nueva. Responsables: Agustín Lewit y Teresa Morales, con Alfredo Serrano.

La superación del nuevo rentismo importador del siglo XXI. Alfredo Serrano y Nicolás Oliva

El cambio de la matriz productiva como fórmula para modificar el metabolismo social del capital (nuevos productos y nuevos productores); Los retos de la socialización progresiva de los medios de producción y la senda hacia una distribución primaria del ingreso más equitativa; Guillermo Oglietti, Mauro Andino y Nicolás Oliva.

El desafío de renovación continua del Estado, como estrategia para consolidar su legitimidad y aumentar su eficacia como palanca del desarrollo; La soberanía tributaria como camino para sortear la restricción externa, La disputa por el Estado, reforzar y reformular categorías (propuesto como eje transversal), Las políticas locales y de descentralización. Una vez ya se ha dado fortaleza al Estado, pensar ahora el cómo avanzar hacia políticas de descentralización (puede ser también un eje transversal). Nicolás Oliva, Mauro Andino y Jorge Hernández

Sobre la conformación de precios; La tarea olvidada: la distribución y comercialización. Teresa Morales, Luis Salas y Guillermo Oglietti.

La superación de la restricción externa; Jorge Hernández, Teresa Morales y Mauro Andino

Sistema financiero y mercado de capitales: Guillermo Oglietti, Sebastián Carvajal y Sergio Martín

La nueva planificación a partir de las nuevas pautas (democratizadas) de consumo; Luis Salas y Jorge Hernández

Sistema monetario: Monedas nacionales internas y moneda común externa; problematización cambiaria. Sebastián Carvajal, Guillermo Oglietti y Sergio Martín.

Hacia dónde va y a dónde debe ir el nuevo Consenso Bolivariano en materia integracional en la nueva transición geoeconómica mundial multipolar (9); La superación de las contradicciones propias de la dialéctica entre los procesos de transformación nacional y la dimensión supranacional, Inserción productiva en las nuevas cadenas globales de valor (en un sistema de fragmentación geográfica de la producción mundial); encadenamientos productivos regionales; Sergio Martín, Alfredo Serrano y Nicolás Oliva El nuevo sentido común económico para los próximos años en disputa; la importancia de un nuevo relato para esta nueva época; Alfredo Serrano y Luis Salas

Perú sin queso ni tostada

Perú sin queso ni tostada

@Clujan0 El caso de corrupción de Odebrecht y los impactos económicos generados por el fenómeno de “El Niño”, así como las políticas de ajuste que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) viene implementando desde hace año y medio, dejan un 2017 con mucho que desear...

Newsletter CELAG

MULTIMEDIA

Loading...

LatinMod

LatinMod

Libros y Publicaciones

Síguenos en Twitter

Archivo CELAG

Share This