Ánalisis de los primeros 100 días de Noboa como presidente del Ecuador.

  • EL 23 de noviembre de 2023 Daniel Noboa asumió la Presidencia del Ecuador. Noboa llegó a la presidencia como resultado de los comicios anticipados del 15 de octubre de 2023. El carácter adelantado de las elecciones presidenciales hacen que su periodo de gobierno se extienda únicamente por dos años, hasta mayo de 2025, fecha en la que estaba prevista la salida de gobierno del depuesto expresidente Guillermo Lasso.
  • Los primeros 100 días de Noboa se han dado en un contexto de grave crisis de inseguridad y con una economía que no se ha recuperado luego de la pandemia.
  • A pesar de su inexperiencia en la gestión, Noboa ha logrado viabilizar buena parte de su agenda parlamentaria y ha sostenido su imagen positiva. Noboa mantiene niveles de aceptación elevados (superiores al 80% según varias encuestas).
  • Los eventos más destacables de estos 100 días son los siguientes:
    • Gestión inicial de la crisis de seguridad. Tras la escalada de violencia desatada por grupos delincuenciales el 10 de enero en torno a las cárceles ecuatorianas y en las calles de las principales urbes -particularmente en la Costa-, Noboa declaró por decreto el “Estado de conflicto armado interno”, una declaratoria que permitió a las Fuerzas Armadas operar contra las bandas ligadas al narcotráfico al considerarlas como blancos terroristas. La apuesta securitaria es apoyada de lleno por los EEUU, con quien Noboa firmó varios acuerdos que, entre otras cosas, dotan de inmunidad a los militares norteamericanos.
    • Días antes, el 2 de enero de 2024, al calor de la crisis securitaria que venía viviendo Ecuador desde 2017, el Presidente Daniel Noboa presentó un pedido de consulta popular y referéndum con 11 preguntas enmarcadas en la lógica punitivista. El plebiscito se celebrará el 21 de abril e incluye preguntas sobre permitir que las Fuerzas Armadas realicen control de armas, municiones, explosivos y accesorios de manera permanente en el ingreso a las cárceles; si quieren reformar el Código Penal para elevar las penas a los delitos de terrorismo y su financiación, narcotráfico, delincuencia organizada, asesinato, sicariato, etc.; eliminar los beneficios penitenciarios a los condenados por delitos de financiación del terrorismo, reclutamiento de niños, niñas y adolescentes con fines delictivos, secuestro extorsivo, narcotráfico, etc.; tipificar el delito de tenencia o porte de armas, municiones o componentes que son de uso privativo de las Fuerzas Armadas o la Policía Nacional; simplificar el procedimiento de incautación por parte del Estado de bienes de origen ilícito o injustificado.
    • Al calor del amplio apoyo de las medidas de corte punitivista el El 9 de enero de 2024, el Gobierno Nacional prettendió ampliar el referendum con un segundo paquete de preguntas de referéndum que incluyen una clara ampliación generalista de las facultades del ejecutivo, la relajación de controles a la inversión extranjera y la liberalización del mercado laboral.
    • Frente político en relativa calma: Noboa logró un acuerdo inicial con el Partido Social Cristiano (PSC) y la Revolución Ciudadana (RC) para la definición de autoridades de la Asamblea. A diferencia de Lasso, ha logrado que el frente parlamentario no frene sus proyectos de ley. El acuerdo con el PSC es clave para esta gestión. Henry Kronfle (PSC) fue electo presidente de la Asamblea gracias al acuerdo inicial y ha sido pieza clave para facilitar la agenda parlamentaria del presidente. El PSC participa directamente del gobierno de Noboa a través de figuras como Esteban Torres, viceministro de Gobierno.
    • Política comunicativa: A pesar de ser poco elocuente, errático, poco experimentado y tener una agenda bastante conservadora, el Presidente logra mantener el contraste con “la vieja política”, una de las que fueran razones de su éxito electoral.
    • Política económica: Como apuntábamos La administración del miedo le ha dado margen para acelerar la política de ajuste económico con la excusa del “financiamiento de la guerra interna”. Noboa logró aprobar una reforma que incrementa el impuesto al valor agregado (IVA), un aumento que golpea transversalmente a todos los y las ecuatorianas. En su agenda de referendum de reforma constitucional, se encuentran además el retorno a los arbitrajes internacionales en materia de inversiones y una mayor liberalización del mercado de trabajo.
    • Noboa ha manifestado su intención de ser candidato en 2025. Un paso clave en ese camino es la mencionada Consulta Popular de abril 2024, a la que llega muy bien posicionado.

La oposición

  • El principal reto que tiene la oposición es la construcción de opciones con capacidad de éxito electoral frente a un presidente con buena popularidad. Aunque Noboa no cuenta con una fuerte estructura partidaria propia tiene los recursos de su entorno familiar y podrá contar con el aparato del gobierno.
  • Sobre los liderazgos progresistas recae una nueva estragia de persecución: vincularlos a las redes del narcotráfico.
  • La oposición por otro lado no ha logrado encontrar propuestas alternativas al modelo securitista que implanta Noboa: una suerte de Bukele con el respaldo de los EEUU.
  • La Revolución Ciudadana mantiene el principal bloque en la Asamblea y varios gobiernos locales importantes. Los alcaldes correístas de Guayaquil y Quito han logrado consolidar buena imagen en los últimos meses. No obstante la agenda política del correísmo continúa fuertemente marcada por la persecución de sus principales líderes.
  • En el frente progresista aparecen otras figuras con aspiraciones presidenciales que de momento dispersan sus posibilidades aunque algunos hablan abiertamente de la necesidad de un frente:
    • Carlos Rabascall, ex candidato vicepresidencial del correísmo en 2021.
    • Leónidas Iza, Presidente del Movimiento Indígena. Esta fuerza no tuvo  candidato en las elecciones anticipadas de 2023.
    • Pedro Granja, un abogado guayaquileño sin experiencia política que mantiene una relación de amor y odio con el correísmo.
  • En la derecha, el PSC tiene un doble juego: dentro del gobierno y fuera de él. Por un lado, hay actores funcionales a Noboa como Henry Kronfle, presidente de la Asamblea (y con aspiraciones presidenciales propias). Por otro lado, sectores del PSC empujan la opción presidencial de Jan Topic, el empresario del sector de la seguridad que fue su candidato en 2023.

Escenarios

Los próximos meses seguirán marcados por el miedo y la gestión de la crisis de seguridad. Este contexto es de momento muy favorable a Noboa quien llega a su Consulta Popular con gran capacidad de éxito y con una oposición con dificultades en posicionarse ante ella. El tiempo muy reducido para los siguientes dos comicios electorales juegan en favor del presidente. No obstante el impacto del ajuste económico en la población, así como eventos que pudieran cambiar la percepción favorable a la mano dura contra las bandas narco-criminales podrían ser factores que alteren este panorama.

Andrés Chiriboga

Sociólogo por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Máster en Sociología Económica por la London School of Economics and Political Science (LSE) y máster en Finanzas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (TEC de Monterrey). Actualmente es investigador doctoral en Sociología Económica en el Max Planck…