Iniciativa CELAG

La pandemia del coronavirus ha vuelto a poner de manifiesto la enorme distancia entre los países del Norte y los países del Sur. La desigualdad estructural entre ambas zonas del mundo se ha agudizado a medida que el Covid-19 sigue extendiéndose, dejando tras de sí un macabro reguero de muerte, enfermedad, depresión económica y empobrecimiento generalizado.

Esta desigualdad radicalmente injusta también se refleja en el acceso a las vacunas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el 95% de las vacunas contra el coronavirus está concentrado en diez países. El Economist Intelligence Unit calculó que, con la tasa actual de despliegue de la vacuna, los países más pobres no volverán a la normalidad hasta enero de 2024.

Hasta el momento, la vacuna está siendo tratada como un bien privado, mercantilizada hasta sus últimas consecuencias. Se impone la ley del mejor postor en un escenario de máxima concentración de los principales laboratorios farmacológicos. Veinte laboratorios acumulan el 60 % de las ventas de vacunas. En esta situación, iniciativas como COVAX, si bien son loables se antojan insuficientes.

Por su parte, las disposiciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre patentes del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) suponen un impedimento para el desarrollo global de la vacuna como bien común.

Ante este escenario, desde el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) hacemos el siguiente llamamiento:

  • En consonancia con las peticiones de los gobiernos de India y Sudáfrica ante la OMC, así como de las declaraciones públicas de los presidentes de Argentina y Francia en el G20 y del canciller de México en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, instamos a la OMC y a los países que forman parte de ella, a Naciones Unidas y a la OMS a emprender las acciones necesarias para suspender la ejecución, aplicación y cumplimiento de las disposiciones sobre licencias de patente del ADPIC, con el objetivo de compartir y socializar el conocimiento acerca de las vacunas contra el COVID-19 y permitir la apertura de otras líneas de investigación que desemboquen en el acceso libre y garantizado de las poblaciones vulnerables a las vacunas contra el COVID-19, ahora mismo dificultado por ser una mercancía sujeta a las reglas de un mercado estructuralmente injusto.

Desde CELAG pedimos a líderes políticos y sociales, comunicacionales, intelectuales, culturales; a organizaciones políticas, sociales, económicas, culturales y académicas y a cualquier persona a título particular que se adhiera a esta petición, en el convencimiento de que constituye una acción justa y absolutamente necesaria para salvar vidas humanas. El presente y el futuro de la humanidad están en juego.

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •