Las pasadas elecciones subnacionales en Bolivia, junto con las presidenciales, definieron un panorama político territorial y social a futuro con características y desafíos novedosos.

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • El MAS consiguió buenos resultados a nivel municipal: obtuvo 240 de los 336 municipios y tendrá mayoría de legisladores departamentales (liderará las asambleas de 7 de los 9 departamentos). Su desempeño no fue el esperado en las ciudades capitales departamentales: sólo obtuvo 2, Oruro y Sucre, de En cuanto a gobernaciones, ganó en primera vuelta en 3 departamentos (Cochabamba, Oruro y Potosí) perdió en 2 (Santa Cruz y Beni); fue a segunda vuelta en 4 el pasado domingo (Tarija, Pando, La Paz y Chuquisaca), perdiendo en todos ellos. Destaca también su derrota en El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia.
  • El Gobierno de Luis Arce deberá gestionar su política territorial con 7 gobernadores opositores. Sin embargo, las oposiciones son de cuño muy diferente: en los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba ahora gobernarán políticos de un claro sesgo antidemocrático y antipopular, como Fernando Camacho y Manfred Reyes, respectivamente; en departamentos como La Paz, Pando y Chuquisaca, las nuevas autoridades fueron en algún momento miembros o afines al MAS y tienen una visión política similar.
  • Las nuevas gobernaciones no masistas tendrán un desafío parecido, porque sus asambleas departamentales tendrán mayoría del MAS.
  • Estos resultados pueden hacer mella en la estabilidad institucional entre el Gobierno central y los departamentos, así como entre los ejecutivos y los legislativos subnacionales, reeditando el riesgo de conflictos como el de la Media Luna en el 2008 o el golpe de Estado de 2019, si es que no se tejen alianzas con los partidos opositores surgidos del ala popular, como Jallalla o Movimiento Tercer Sistema (MTS).

Críticas internas

  • Tanto al interior como por fuera del MAS se hizo evidente la falta de una estrategia electoral, política y comunicacional de las campañas y candidatos a las subnacionales, particularmente en la segunda vuelta de las gobernaciones de La Paz, Tarija, Pando y Chuquisaca. En algunos departamentos el MAS se alió con partidos con los que había tenido importantes diferencias políticas en los últimos años (por ejemplo en La Paz, con el Movimiento Tercer Sistema). Este tipo de alianzas en los departamentos han generado disputas al interior del MAS, así como por el proceso de selección de algunos candidatos a las subnacionales. Si bien es claro el liderazgo de Evo Morales, los intereses regionales han rebasado en algunos casos su capacidad de cohesionar las líneas e intereses del MAS.
  • Desde el Gobierno central no existió un línea significativa de trabajo político ni apoyo logístico en la campaña`de las elecciones subnacionales, abonando la impresión de que, a diferencia de los gobiernos pasados, el MAS en el Ejecutivo y el MAS en el territorio responden a dos liderazgos diferentes (Luis Arce y Evo Morales).

La oposición y las subnacionales

  • Los partidos opositores de la derecha tradicional, después de su fracaso en las elecciones nacionales, han sufrido una severa atomización en las elecciones subnacionales; ninguno ha podido rebasar el ámbito local. Luis Fernando Camacho ha tenido una victoria importante en la Gobernación de Santa Cruz, pero ni siquiera intentó romper la frontera territorial. Comunidad Ciudadana (Carlos Mesa) no tuvo ningún impacto en las subnacionales.
  • Es importante considerar el surgimiento de una oposición distinta a la tradicional: de tipo popular, conformada por partidos políticos similares al MAS y con exintegrantes del MAS. Las siglas más destacadas actualmente son Jallalla y Movimiento Tercer Sistema (MTS).
  • Ello indica que, por un lado, no todas las derrotas del MAS señalan un avance de la derecha, ni siquiera de un centro político, porque se trata de una oposición de carácter popular, con demandas y sentidos políticos afines; y, por otro, que comienza a verse un hecho inédito en lustros y es que el MAS deberá lidiar con un nuevo tipo de oposición, que le impone los desafíos de cooptarla, negociar o debilitarse.

Particularidades de Jallalla, MTS y sus candidatos

  • Jallalla fue creada en diciembre de 2019 y se caracterizó en sus inicios por no tener base social e ideológica y ser errática en cuanto a alianzas. Su líder es Leopoldo Chi (abogado y exfiscal). Compartió fórmula a la Vicepresidencia en 2019 con Ruth Nina (representante sindical de las esposas de policías, de otro partido menor), y en 2020 con el médico y pastor evangélico conservador Chi Hyun Chung, del Frente para la Victoria. Para las subnacionales de este 2021, Chui convenció a Felipe Quispe (el “Mallku”, dirigente indígena) para candidatearse por Jallalla a la Gobernación de La Paz y luego de su fallecimiento dejó la candidatura en manos de su hijo Santos Quispe, que resultó vencedor. La Alianza con Quispe le dio a Jallalla una base política indianista.
  • El Mallku fue quien que captó la candidatura de Eva Copa (presidenta del Senado por el MAS durante el Gobierno de facto) por Jallalla. Aun siendo una figura altamente popular, el MAS no la eligió como candidata, y Copa procuró otra sigla haciendo críticas a su expartido. Recientemente ha dicho que tampoco se someterá a los dictados de la dirigencia de Jallalla.
  • Un punto de encuentro entre el MAS y el Jallalla indianizado es el ala indigenista (pachamamista) del vicepresidente David Choquehuanca, aunque de una postura menos radical que el indianismo katarista.
  • El MTS nació el año 2016 y su líder es Félix Patzi, exministro de Educación de Evo Morales, quien fue alejado del MAS. Patzi actualmente es gobernador de La Paz, hasta que asuma Santos Quispe. El MTS comparte con el MAS la línea indigenista andina, aunque tiene una visión más radical de la misma. Pese a su fuerte andinocentrismo, el MTS logró romper las fronteras de La Paz y su partido ganó las gobernaciones de Beni y Pando, y las alcaldías de sus capitales (en éstas últimas, con exmasistas como Regis Richter y Ana Lucía Leis).

 

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Camila Vollenweider

Máster en Sociología (UAB) (Argentina)

Camila Vollenweider es máster en Sociología por la Universidad Autonoma de Barcelona (UAB) y licenciada en Historia por la Universidad Nacional de Rio Cuarto (UNRC), Argentina. Se desempeñó como docente en la Universidad Nacional de Rio Negro (UNRN) y como investigadora del CIETES-UNRN. Ha publicado en la revista Basic Income…

Shirley Ampuero

Máster en Relaciones Internacionales (UASB) (Bolivia)

Shirley Ampuero es magíster en Relaciones Internacionales Mención en Negociación de Conflictos por la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), Ecuador. Diplomada en Educación Superior e Interculturalidad y licenciada en Derecho, ambas por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Bolivia. Ha desempeñado labores en el Ministerio de Desarrollo Productivo y…