Bordes y desbordes de la contienda electoral boliviana

Análisis Político
Bordes y desbordes en la contienda electoral boliviana

Con el cierre de las listas de candidatos al Legislativo el escenario electoral en Bolivia va adquiriendo los contornos que definirán los comicios de octubre.

El pasado 19 de julio finalizó el plazo para que las organizaciones políticas que concurrirán a las elecciones generales presenten las listas de candidatos a la Asamblea Legislativa Plurinacional y sus programas de gobierno en el Tribunal Supremo Electoral. Los nueve espacios políticos registrados debían presentar postulantes para ocupar 36 bancas en el Senado y 130 diputados para la Cámara Baja. También habían de inscribir 9 candidatos a representantes ante organismos parlamentarios supraestratales[1].

Hasta ese día poco se conoció sobre las definiciones de las listas y los contenidos de los programas, más allá de lo expresado por los candidatos presidenciales en campaña. La tónica que marcó el debate político y mediático de las semanas previas a las definiciones legislativas fueron los recurrentes fuegos cruzados entre el Gobierno y la oposición, y también dentro de esta última, particularmente entre Óscar Ortíz y Carlos Mesa. También se dieron algunos llamativos sucesos en las candidaturas opositoras -renuncias de voceros y “bajas” de candidatos a presidente y vicepresidente-. Así, las discusiones, negociaciones o designaciones de candidatos para la Asamblea fueron, más bien, un asunto que se desarrolló principalmente al interior de cada fuerza política, y la agenda política y mediática se mantuvo concentrada en la contienda por la Presidencia.

Ya ese fin de semana comenzaron a conocerse las listas y los programas completos, lo que le otorgó un poco más de claridad a una campaña electoral ya en marcha. Por el momento, los dos principales interrogantes y objetivos se centran en la posibilidad de una segunda vuelta electoral, si el oficialismo conseguirá alcanzar nuevamente los dos tercios en el Legislativo y si la oposición reconocería un resultado adverso, dadas las reiteradas denuncias de fraude.

Listas y programas [2]

Las listas

El Movimiento al Socialismo (MAS) ya había anticipado que la selección de los candidatos para las elecciones legislativas iba a derivarse de lo que decidieran todas las organizaciones que lo componen, además del cumplimiento de los requisitos establecidos por el TSE, como la paridad de género. Sin embargo, el propio Evo Morales señaló que hubo que “buscar cierto equilibrio que represente a todos los sectores sociales, consensuar, hacer el tejido social, invitando a personalidades, juventudes, respetando a la parte orgánica y para la parte orgánica ya no alcanza más espacios”[3]. Así, las listas se armaron observando a los altos cuadros de gobierno, miembros de organizaciones sociales y sindicales -especialmente las Centrales Obreras Departamentales-, juventud, y aquellas figuras del ámbito profesional y artístico con llegada a los sectores urbanos de clase media.

De entre éstos destacan Fredy Mamani (dirigente docente de la Central Obrera Boliviana) y Adriana Salvatierra, presidenta del Senado. El líder cocalero Andrónico Rodríguez y exfuncionarias del Gobierno (Virginia Velazco Condori y Susana Rivero Guzmán). También hay candidatos y candidatas en primera línea que no provienen de la militancia del MAS, como María Renee Liévana (actriz) o Luis Héctor Cristaldo (exfutbolista de la selección) y postulaciones no exentas de polémica. Las más sonadas son la del empresario minero, exdiputado del MRN y exsenador de Podemos, Orlando Silvio Careaga, y Marta Noya (exviceministra del Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y tía de la actual ministra de Planificación)[4].

El espacio liderado por Carlos Mesa, Comunidad Ciudadana (CC), constituyó listas aún más eclécticas, compuestas por dirigentes del FRI y de Sol.Bo (también algunos del MDS), e integrantes de diferentes plataformas[5]. Centrado en un discurso meritocrático, Mesa eligió, principalmente, a figuras de su confianza, como Carlos Alarcón para primer diputado plurinacional -quien fue viceministro de su Gobierno-, muchas mujeres profesionales (como Vania Sandoval Arenas o Silvia Salame Farjat), activistas (Cecilia Requena Zárate o Laura Nayar) y otras de extracción indígena, como Toribia Lero Quispe[6]. Entre sus listas se encuentran dos exreinas de la belleza departamentales, Corina Ferreira y Claudia Ettmuller Spinatto.

Bolivia Dice No, cuyo candidato a la Presidencia es Óscar Ortíz, ha apostado principalmente por dirigentes del Movimiento Demócrata Social (como Eliane Capobianco Sandoval, Eric Landívar y Lourdes Landívar Tufiño), en menor medida de otros partidos (como el MTS de Félix Patzi) y activistas de distinta extracción que acompañaron el 21F. Entre las caras escogidas sin experiencia política para integrar sus listas legislativas están un campeón nacional de tiro deportivo (Rudolf Knijnenburg) y una exgladiadora del programa de TV Calle Siete (Estefani Céspedes).

Los programas de gobierno[7]

Movimiento al Socialismo. Después de destacar los logros en materia económica y social, el programa presentado por el MAS define cuatro áreas prioritarias para la intervención del Estado: (I) Inclusión social y bienestar; (II) Oportunidades económicas y empleo digno; (III) Un Estado orientado a las necesidades de la gente y; (IV) Un desarrollo que respete a la Madre Tierra. En el documento puede observarse la importancia que el movimiento planea otorgar a las nuevas demandas urbanas, la calidad de los servicios públicos y la industrialización del litio.

Comunidad Ciudadana. El espacio liderado por Carlos Mesa coloca el énfasis en la institucionalidad republicana (transparencia y eficiencia), el desarrollo productivo, el desarrollo urbano basado en el medioambiente y la innovación, y empleo y servicios básicos dignos. Y con especial énfasis destaca que mantendrá el rol del Estado en la economía, pero “sin corrupción”. Más allá del programa, Mesa ha señalado que, de ganar, llevará adelante algunas medidas puntuales, enfocadas en su principal adversario electoral: crear una Comisión de la Verdad para investigar presuntas violaciones a los DD. HH. y actos de corrupción cometidos por los gobiernos de Evo Morales.

Bolivia Dice No. Centrado en el valor del “cambio”, el programa de la alianza surgida del 21F contiene todos los elementos esperables de retórica electoral hacia el futuro: democracia republicana, unidad y confianza, derrotar la pobreza, foco en la clase media, motorizar la capacidad exportadora del país, estabilidad económica y desarrollo sostenible.

¿Escenarios definidos?

La presentación de listas de candidatos y de los programas de gobierno no definió del todo el escenario político hacia las elecciones de octubre. Por un lado, porque el TSE (Tribunal Supremo Electoral) y los tribunales electorales departamentales tienen plazo hasta el 11 de agosto -día en que se presentarán las listas definitivas- para verificar requisitos y causales de inelegibilidad de los candidatos propuestos.[8] Por otro, porque aun existe incertidumbre sobre algunas candidaturas presidenciales que arrastran parte de las listas al Legislativo.

Una de esas incógnitas es la de la candidatura del exmandatario Jaime Paz Zamora (Partido Demócrata Cristiano), quien renunció a su candidatura presidencial a mediados del mes de junio. La otra es la del excandidato a la vicepresidencia por Bolivia Dice No -fórmula encabezada por Óscar Ortíz-, Edwin Rodríguez, quien renunció a su postulación el pasado 12 de julio. Sucede que la Ley de Organizaciones Políticas establece que “Los resultados de la elección de candidaturas del binomio presidencial serán vinculantes y de cumplimiento obligatorio para los partidos políticos o alianzas, y para las elecciones generales” […] “Las únicas causales que pueden revertir el carácter vinculante de estos resultados son la muerte o una enfermedad gravísima sobreviniente, debidamente probada de alguna o alguno de las o los miembros del binomio elegido[9]. Basado en ese postulado, el TSE rechazó las renuncias de ambos candidatos.[10][11][12]

Sin embargo, el vicepresidente del mencionado tribunal, Antonio Costas, reconoció recientemente que existe un vacío jurídico en la legislación y que es una “locura que un candidato quiera renunciar y no pueda ser reemplazado”.[13] Costas entiende que, a partir del 19 de julio, los partidos y agrupaciones políticas podrán presentar la solicitud de reemplazo de los candidatos renunciantes porque a partir de esa fecha comienza a regir la Ley de Régimen Electoral, que permite efectuar dichos cambios.[14]

La campaña opositora

Indudablemente, la renuncia de Edwin Rodríguez representó todo un cimbronazo en la campaña de Bolivia Dice No, espacio al que las encuestas sitúan en un alejado tercer lugar. Aparentemente, los motivos de la renuncia estarían en la falta de acuerdo sobre los candidatos a la Asamblea y la desaprobación del espacio de Rodríguez a la estrategia de ataque a Carlos Mesa, en tanto ella estaría debilitando a la oposición como un todo y favorecería la estrategia “atomizadora” del MAS.

El hecho produjo, además, el alejamiento de otras organizaciones que lo apoyaban, como Jóvenes Unidos Por Santa Cruz y Resistencia Revolucionaria y Solidaria, recostadas también en el rechazo a la estrategia de ataque a Mesa[15]. De algún modo, esta ruptura evidenció la fuerza de los regionalismos cruceño y potosino, que no consiguieron convivir más que unos pocos meses en un mismo espacio político: además de frases como “los que apoyan (a Ortíz) serán los que apoyan a los cambas”[16], dicha por Rodríguez, el propio Samuel Doria Medina reconoció que “La relación del oriente y el occidente boliviano no estaba bien. Los Demócratas están ahora más encerrados en Santa Cruz”[17].

Habrá que esperar a las próximas encuestas para evaluar la migración del voto que acarreaba Rodríguez y el de aquellos ciudadanos disconformes con la estrategia de la plataforma defensora del 21F[18]. Por lo pronto, hay tres nombres que suenan como posibles candidatos a la Vicepresidencia por Bolivia Dice No: inicialmente sonó el paceño Rafael Quispe -aunque luego dijo que se postularía como gobernador-, la cochabambina Shirley Franco, presidenta de la bancada demócrata en Diputados[19], y Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de La Paz[20], con un claro guiño al colectivo que actualmente mantiene una disputa con el Gobierno.

En una primera lectura podría suponerse que la ruptura en Bolivia Dice No beneficiaría a Carlos Mesa, aunque el voto duro de Ortíz es principalmente cruceño[21]. De hecho, una de las acusaciones hacia Rodríguez fue que lo habían “comprado”[22], puesto que su renuncia favorecía al candidato de Comunidad Ciudadana. Cuánto saldrá beneficiado Mesa con este desenlace está por verse, pero en caso de que exista una migración importante, no será una buena noticia para el MAS, ya que Mesa podría comenzar a ver revertir su declive y quedar ante la opinión pública como la única alternativa viable al binomio Morales-García Linera.

Sin embargo, Mesa también ha tenido su traspié en las últimas semanas: a comienzos de julio Diego Ayo, vocero de Comunidad Ciudadana, renunció a su cargo alegando, inicialmente, que no podía formar parte de una agrupación que contaba con diez millones de dólares recaudados mediante quermeses, ferias y donaciones particulares. Ayo -exfuncionario de la USAID y de la Fundación Pazos Kanki, de Doria Medina- posteriormente se desdijo, pero ya dio por terminado su escaso mes como vocero[23]. En cualquier caso, a pesar de los pedidos de parte de la oposición y del oficialismo para que CC presente su rendición de cuentas, la prensa hegemónica dio por finalizado el llamativo episodio.

La fotografía más reciente de la situación electoral de los distintos candidatos es la que ha proporcionado Ciesmori. La encuestadora publicó el pasado 22 un estudio que arroja que Evo Morales tiene una intención de voto del 37%, a 11 puntos de Carlos Mesa (26%). Óscar Ortíz, de Bolivia Dice No, se mantiene en tercer lugar con el 9% de la intención de voto[24]. Un dato a destacar del estudio es que Evo Morales es el favorito entre los jóvenes bolivianos (39%)[25] que, según el Instituto Nacional de Estadísticas, representan el 39,9% del padrón electoral[26].

A modo de cierre

Dependiendo de cuál sea el resultado de las elecciones generales será el veredicto final de la oposición sobre la solidez institucional boliviana. Por el momento, mientras los resultados de las encuestas no los favorecen, los candidatos en disputa con el Gobierno arrojan sospechas sobre posibles maniobras del MAS para viciar el resultado, con la complicidad de un supuesto TSE parcializado. Tras el veredicto de las urnas se conocerá en octubre si Evo Morales comenzará su último mandato o si habrá un nuevo presidente; también se sabrá, en este último caso, cómo la oposición conseguirá convencer a la ciudadanía de que el resultado es válido y legítimo, a contramano de lo que pregona hoy.

La consigna del fraude es, junto con la de la “corrupción”, la “dictadura” y el “narcotráfico”, parte de un libreto ampliamente aplicado en la región por la oposición política a los progresismos y sus aliados poderes económicos de la región y de fuera. En el caso de la oposición boliviana -y más allá de los programas de gobierno presentados- el mencionado cuarteto conceptual es el único cemento que la une. Hasta el momento, no han conseguido eludir los personalismos ni los regionalismos para negociar una fórmula capaz de ofrecer una alternativa que ilusione a quienes no votan por el MAS, aunque muchos de sus potenciales votantes exijan la continuidad de las políticas exitosas desplegadas en estos 14 años.

 

 

[1] Cabe recordar que (i) los senadores se eligen en circunscripción departamental, en lista única con el presidente y vicepresidente, aplicando el sistema proporcional (4 senadores titulares por departamento); (ii) los 53 diputados plurinominales se eligen por medio de lista cerrada y junto a la fórmula presidencial; (iii) por voto directo se eligen 70 asambleístas, llamados uninominales; y (IV) 7 diputados por circunscripciones indígenas.

[2] Sólo se consideran aquí las organizaciones políticas que lideran las encuestas de intención de voto.

[3] http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2019&md=0722&id=296749&fbclid=IwAR1tWyid4LBcGLs7XO-Es5K1CTDnMW947FKCLhuC-pKbuircUldOYumomys

[4] https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20190719/candidata-del-mas-chuquisaca-fue-viceministra-goni-es-tia-ministra-prado

[5] https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/7/23/gente-de-confianza-de-los-jefes-figura-en-la-franja-de-seguridad-225043.html

[6] https://www.eldeber.com.bo/bolivia/Partidos-y-alianzas-recurren-a-invitados-para-completar-suslistas-de-candidatos-20190721-0002.html

[7] http://www.la-razon.com/nacional/animal_electoral/elecciones-programas-gobierno-octubre-partidos-tse_0_3188081165.html

[8] https://www.oep.org.bo/wp-content/uploads/2019/05/Calendario_Electoral_EG_2019.pdf

[9] Ley de Organizaciones Políticas, artículo 29, inciso XII.

[10] http://www.la-razon.com/nacional/animal_electoral/Resolucion-TSE-rechaza-renuncia-Paz-Zamora-candidatura-PDC-comicios-Bolivia_0_3182081839.html

[11] https://www.exitonoticias.com.bo/articulo/politica/renuncia-rodriguez-candidatura-fue-rechazada-tse/20190719082045032289.html

[12] Además de los casos de Paz Zamora y Edwin Rodríguez, hay otros dos espacios políticos con problemas en su fórmula presidencial. Fausto Challapa, candidato a la Vicepresidencia por el Frente para la Victoria, también renunció a su candidatura. En el caso de Pan-Bol, los dirigentes del la alianza no presentaron al TSE los documentos de su candidato a vicepresidente, Leopoldo Chui.

[13] https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/7/18/costas-reconoce-vacio-legal-para-renuncia-de-candidatos-dice-que-es-una-locura-224644.html

[14] http://brujuladigital.net/politica/borda-sostiene-que-los-binomios-presidenciales-estan-preinscritos

[15] https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20190713/plataformas-retiran-su-apoyo-oscar-ortiz-renuncia-rodriguez?fbclid=IwAR3wS-ML1_Fg3KMEt9Ija5ALWMkGaeC5chnRqVwB83xVDk8yCAeL_IYlBr8

[16]http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2019&md=0714&id=295952&fbclid=IwAR01o6_1xetH2nfLrmwo2ua4KqXVn6asQTn6TrCw1L4PB4DJMtOPUMCS1hA

[17] https://www.infobae.com/america/america-latina/2019/07/18/una-renuncia-y-una-denuncia-de-maletines-negros-puede-aglutinar-el-voto-contra-evo-morales/

[19] https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20190718/diputada-franco-aspira-ser-candidata-vicepresidencial-bolivia-dice-no?fbclid=IwAR1eTY8tDVWq0eGXCGIIQdKNn5mxuyJP94D4S4TtAJFXaoZUX675P0N-e2w

[20] https://erbol.com.bo/nacional/bolivia-dice-no-baraja-el-nombre-de-luis-larrea-para-el-binomio-con-ortiz?fbclid=IwAR1vT0HyQoepnORImkvfeCS087bhJKR59qAgNKlHmrZmyPsF5u5GmXs9TrU

[21] Y hay que tener en cuenta que el mayor numero de empadronamientos se ha dado en Santa Cruz (253.609 personas). En el resto de los departamentos: 204.024 en Cochabamba, 154.262 La Paz y 47.412 Tarija; en Potosí, 45.336; Beni, 39.231; Chuquisaca, 39.118; Oruro, 36.134 y Pando, 14.787, que dio un total de 833.913 registros. En el exterior del país se registraron 84.485 votantes entre nuevos y cambios de domicilio. Ver: https://www.eldiario.net/noticias/2019/2019_07/nt190715/politica.php?n=32

[22] http://www.la-razon.com/nacional/Polemica-Rodriguez-renuncia-Bolivia-Dice-Ortiz-acusaciones-prueba_0_3182681734.html

[23] http://www.la-epoca.com.bo/2019/07/02/ayo-renuncia-a-voceria-de-mesa-asumo-mi-culpa-seguramente-no-sirvo-como-vocero/

[24] http://www.la-razon.com/nacional/bolivia-elecciones-generales-encuesta-ciesmori-estudio_0_3188681108.html

[25] http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/noticias.php?a=2019&md=0724&id=296909&fbclid=IwAR2qw6RkZtt7QKUwBJoigThCi50O53ntgtl5h1I0deWsGJB8RreTBeu-3Ps

[26] https://www.eldeber.com.bo/bolivia/Electores-jovenes-llegan-a-25-millones-y-partidos-ofrecen-cuotas-en-sus-listas-20190106-0028.html

 

Camila Vollenweider

Camila Vollenweider

Máster en Sociología (UAB) (Argentina)

Camila Vollenweider es máster en Sociología por la Universidad Autonoma de Barcelona (UAB) y licenciada en Historia por la Universidad Nacional de Rio Cuarto (UNRC), Argentina. Se desempeñó como docente en la Universidad Nacional de Rio Negro (UNRN) y como investigadora del CIETES-UNRN. Ha publicado en la revista Basic Income…

Shirley Ampuero

Shirley Ampuero

Máster en Relaciones Internacionales (UASB) (Bolivia)

Shirley Ampuero es magíster en Relaciones Internacionales Mención en Negociación de Conflictos por la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), Ecuador. Diplomada en Educación Superior e Interculturalidad y licenciada en Derecho, ambas por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Bolivia. Ha desempeñado labores en el Ministerio de Desarrollo Productivo y…