Bukele, demasiado para 100 días

Análisis Político
Bukele demasiado para 100 dias

En sus primeros 100 días de gobierno, Nayib Bukele ha cumplido sus promesas más reaccionarias e incumplido su principal objetivo de campaña: el fin de la corrupción.

El pasado 9 de septiembre, el Presidente Nayib Bukele cumplió 100 días en la silla presidencial salvadoreña. “Esto apenas empieza”, fue el slogan del inicio de su Administración, el cual alude a un proceso que dice pretender revertir las condiciones estructurales que sumergen a El Salvador en la violencia, la pobreza, la desigualdad y la expulsión de personas. El nuevo Gobierno ha arrancado su gestión persuadido de la necesidad de distinguir la Administración actual de las anteriores, hasta el punto de que una de sus primeras medidas ha sido el despido, sin garantías procesales, de trabajadores públicos supuestamente próximos al Frente Farabundo Martí por la Liberación Nacional (FMLN). El sesgo autoritario se confirmó con la expulsión de periodistas críticos que cubrían la instalación de la Mesa Técnica para el establecimiento de la Comisión Internacional de Investigación de El Salvador (CICIES).

La purga contra el FMLN y la pausa de programas sociales

Durante las primeras semanas de la Administración de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA)-Nuevas Ideas, Bukele echó a andar su particular reestructuración del Estado con un claro eje articulador: la persecución a los allegados al FMLN. Haciendo alarde de su sobrenombre, el presidente millennial, en una demostración de desprecio al protocolo y al derecho administrativo, ordenó despidos vía Twitter:

“Se le ordena a la ministra de Vivienda @misol140, que remueva al hijo del expresidente de la República de su plaza en @FONAVIPO y que sus $4.000 de salario pasen a ahorro de la institución” (@nayyibbukele, 4 de junio de 2019)

Entre las personas afectadas están Claudia Ivette Canjura, embajadora en Washington e hija del exministro de Educación; Ilich Orlando Quinteros, director del Registro de Garantías e hijo de Gerson Martínez; y Salvador Sánchez Villalta el mencionado en el tweet, removido de su trabajo en el Fondo Nacional para la Vivienda Popular-.[i] Bukele afirmó que estos nombramientos se originaron en el nepotismo del expresidente Sánchez Cerén, que provocó –según el presidente- que el Gobierno se convirtiera en la fábrica de empleos de los militantes del FMLN.[ii] El FMLN, que se defendió de estas acusaciones, estima que serán despedidas alrededor de 1.000 personas, lo cual evidenciaría una cacería contra el partido de izquierda.[iii]

La tensión política producida por los despidos no acaba ahí. Distintas secretarías y programas estatales quedaron desmantelados y el Gobierno aún no ha nombrado reemplazos para las plazas vacantes; mucho menos aun para la continuación de los programas. Entre las disoluciones más preocupantes se encuentran las mesas de trabajo que se encargaban de la reparación para las personas afectadas por la masacre de El Mozote, a cargo de la Secretaría Técnica de la Presidencia y la Secretaría de Inclusión Social; también es de destacar el desmantelamiento de la Oficina de Diversidad Sexual, creada durante el Gobierno de Mauricio Funes –del FMLN-. A la fecha, según la investigación de el diario El Faro, no hay un plan concreto sobre la continuidad del trabajo ni sobre las nuevas personas encargadas.[iv]

Este es un claro ejemplo de la política mediática del decir frente al hacer de Bukele, que al tiempo que desmantelaba las mesas de trabajo para la reparación efectiva de las víctimas del Mozote, fabricaba el titular de prensa efectista anunciando la retirada de la placa con el nombre del autor de las masacres del cuartel del Ejército donde se encontraba.

¿Lucha contra la corrupción? La CICIES vs. los micrófonos silenciados

“El dinero alcanza cuando nadie lo roba” fue el slogan célebre de la campaña presidencial de Bukele. Todas sus intervenciones como candidato enfatizaban su alto compromiso con el combate a la corrupción. Transcurridos los primeros 100 días de su Gobierno, las contradicciones del presidente son abrumadoras.

Por un lado, el viernes 6 de septiembre el Gobierno salvadoreño hizo pública la conformación de una mesa técnica destinada a la creación de la CICIES, la Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES), tal y como se había comprometido en su campaña. La CICIES partiría de la experiencia de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), organismo clave en la investigación y denuncia de distintos casos de corrupción en Guatemala y en la dimisión de Otto Pérez Molina por la demanda popular. Hasta el momento se sabe que la Mesa Técnica que va a establecer la CICIES estaría presidida por Luis Porto, enviado especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), y por parte del Gobierno estaría el vicepresidente Félix Ulloa. Además, al parecer, la Mesa contará con la presencia de la Fiscalía General, la Corte de Cuentas y el Órgano Judicial.

A diferencia de la CICIG, que tenía como ámbito de investigación a los tres poderes del Estado, la CICIES se limitará a auditar, prevenir y denunciar la corrupción en -al menos- 105- oficinas adscritas al Ejecutivo. Otra modificación, no menor, es que la CICIG podía iniciar investigaciones para, posteriormente, presentarlas al Ministerio Público (MP) guatemalteco y acompañar luego el proceso judicial como parte personada en él. [v] No está claro aun si la CICIES tendría esta facultad.

Por otro, junto al anuncio de la instalación de la mesa técnica para la conformación de la CICIES, Bukele anunció la creación de un cuerpo policial destinado a combatir la corrupción. Este cuerpo de seguridad será formado por las filas de la Policía Nacional Civil, un cuerpo que no está precisamente reconocido por su eficacia.

Pero, quizá, la mayor de las contradicciones personales de Bukele respecto a la lucha contra la corrupción tenga que ver con el incumplimiento de una de sus promesas de campaña y uno de los puntos del Plan Cuscatlán[vi]. De acuerdo con la investigación de el diario El Faro, Bukele ya gastó $2.114.966,56 de la partida secreta de la Presidencia, una partida que prometía eliminar y que, sin embargo, hoy día es más opaca que antes (en tanto decretó secreto de Estado sobre sus movimientos[vii]). Así, no sólo falta Bukele a su compromiso con la transparencia en los gastos del Ejecutivo, sino que traicionó una de sus banderas electorales. Las acusaciones de esta inusitadamente veloz traición a la propia palabra fue denunciada por El Faro y Factum en rueda de prensa, lo que les acabaría acarreando la expulsión de la misma. Se trata de un ejemplo más de la deriva autoritaria del nuevo presidente.

De acuerdo a un comunicado oficial del Gobierno, la negación de la participación de los periodistas de El Faro se debe a que se dirigieron “de manera irrespetuosa y petulante a personal de Casa Presidencial”. Bukele, en sus redes sociales escribió: “Los de Factum y El Faro se están haciendo las ‘vistimas’, pero esta es la realidad” y, seguidamente, publicó el Comunicado Oficial del Ejecutivo salvadoreño.[viii]

Las preocupaciones respecto al acceso a la información y a la libertad de prensa no se limitan al altercado entre el Ejecutivo y los medios virtuales mencionados anteriormente. De acuerdo al editorial de la Asociación Radiodifusión Participativa de El Salvador (ARPAS) “las restricciones a la libertad de prensa, discriminación de periodistas y medios, falta de acceso a la información pública y linchamiento digital contra críticos de la gestión gubernamental, han sido la constante en lo que va de la gestión del presidente Nayib Bukele”.[ix] Además, distintos medios de comunicación resaltan que en las conferencias de prensa del Ejecutivo no se atiende a la mayoría de preguntas de los y las periodistas y se concede exclusivamente la palabra a los medios que son “condescendientes” con el Gobierno. ARPAS calificó esta conducta de “autoritarismo presidencial”. La preocupación ha alcanzado ya a las Naciones Unidas. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos calificó de “preocupante” la negativa a que los periodistas de El Faro y Factum asistieran a la conferencia de prensa de la CICIES.[x]

Política Exterior: cercanía con Estados Unidos y el lobby sionista

Finalmente, tal y como lo había anunciado en su campaña electoral, Bukele daría un giro a la política exterior salvadoreña. El acercamiento a Estados Unidos se debe, de acuerdo a palabras del presidente salvadoreño, a que “éste es el aliado más importante de El Salvador”. La última reunión sostenida por Nayib Bukele y Michael Pompeo, secretario de Estado del Gobierno de Donald Trump, evidenció la cercanía entre ambos gobiernos. Los alcances de éste y otros encuentros con funcionarios del Gobierno estadounidense no han sido publicados por el Ejecutivo salvadoreño; cuestión también denunciada por distintos medios de comunicación.[xi] Las declaraciones oficiales establecen que los temas tratados en las reuniones tienen que ver con el flujo migratorio de personas salvadoreñas hacia Estados Unidos, el estado de personas indocumentadas en ese país y temáticas sobre seguridad.[xii]

Otro aspecto importante corresponde a la cercanía de Bukele con el sector evangélico y el lobby sionista. De acuerdo a las declaraciones del presidente salvadoreño en el Encuentro Nacional de Pastores, Líderes y Empresarios con Visión País, distintos pastores se acercaron a él para comunicarle que “Dios les había dicho que él sería alcalde de la capital, presidente de El Salvador y contará con otro cargo que aún no le será revelado”. En dicha convención se encontraban pastores cercanos a la Administración Trump, entre los que resalta Mario Bramnick, quien ya había sostenido una reunión con Bukele en el mes de abril. Bramnick ha sido clave en el lobby sionista en Estados Unidos y también en América Latina. Se le atribuye, entre otros logros personales, el traslado de las embajadas de Estados Unidos y Honduras a Jerusalén.[xiii]

La cercanía de Bukele con el sector evangélico se hizo explícita en diciembre de 2018, cuando hizo público su compromiso con la creación de una Secretaría de Valores que pretendería acompañar el trabajo de las iglesias evangélicas. Ese mismo evento mostró a Bukele arrodillado y ungido por los pastores que allí se encontraban, acto en el que, además, se comprometió a una agenda conservadora respecto al aborto y el matrimonio igualitario. Llueve sobre mojado, ya que actualmente El Salvador ya cuenta con una de las legislaciones más punitivas contra el aborto, llegando al extremo de imponer privación de libertad a mujeres que sufrieron abortos espontáneos.

Este es el panorama en El Salvador cuando, al cierre de su discurso de los 100 días, Bukele pidió a la ciudadanía salvadoreña que “no le dejara solo”. Su gestión deja a las claras que el ultrarreligioso presidente demanda fieles y no ciudadanos, seguidores leales y no salvadoreños informados y críticos. Demasiado evidente, incluso, para un demasiado largo periodo de 100 días.

 

 

[i] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48564320, http://spotlightnic.com/2019/06/04/bukele-despide-del-gobierno-a-los-familiares-del-expresidente-sanchez-ceren/

[ii] https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/fmln-estima-en-mas-de-1000-despedidos-por-gobierno-de-bukele/619584/2019/

[iii] https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/fmln-estima-en-mas-de-1000-despedidos-por-gobierno-de-bukele/619584/2019/

[iv] https://elfaro.net/es/201908/el_salvador/23588/La-reorganizaci%C3%B3n-de-Bukele-manda-al-limbo-los-programas-para-las-v%C3%ADctimas-de-la-guerra.htm

[v] https://elfaro.net/es/201909/el_salvador/23623/Gobierno-y-OEA-anuncian-mesa-t%C3%A9cnica-para-una-CICIES-dependiente-del-Ejecutivo.htm

[vi] Plan de Trabajo presentado durante la campaña electoral.

[vii] https://elfaro.net/es/201909/el_salvador/23612/Bukele-ya-gast%C3%B3-$2-millones-de-la-billetera-secreta-de-la-Presidencia.htm

[viii] https://twitter.com/nayibbukele/status/1170184271660814336

[ix] https://arpas.org.sv/2019/09/restricciones-a-la-libertad-de-prensa-y-autoritarismo-presidencial-reprobables/

[x] https://www.elsalvador.com/eldiariodehoy/preocupa-a-derechos-humanos-de-la-onu-bloqueo-a-periodistas/638418/2019/

[xi] https://arpas.org.sv/2019/09/restricciones-a-la-libertad-de-prensa-y-autoritarismo-presidencial-reprobables/

[xii] https://elfaro.net/es/201907/ef_foto/23514/La-visita-de-Pompeo-ratifica-el-buen-%E2%80%98feeling%E2%80%99-entre-las-administraciones-Trump-y-Bukele.htm

[xiii] https://elfaro.net/es/201908/el_salvador/23555/Los-pastores-de-Trump-también-tientan-a-Nayib-Bukele.htm

Nery Chaves García

Nery Chaves García

Licenciada en Relaciones Internacionales con énfasis en Política Exterior y Diplomacia por la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA). (Costa Rica)

Trabajó con organismos internacionales como OIM, OIT y ACNUR. Formó parte del programa de investigación Mi gracias, Cambio Social e Identidades del Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional de Costa Rica.  Además realizó una pasantía, con su tesis de licenciatura, en el Instituto de Investigaciones…