Los resultados rompieron con los pronósticos: moderación y condena a los partidos tradicionales marcaron la jornada.

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • El domingo 18 se realizaron elecciones primarias para elegir a los candidatos presidenciales de los frentes políticos que se medirán el próximo 21 de noviembre en Chile. Con una altísima participación –en comparación con primarias anteriores– acudieron a las urnas 3.143.006 chilenos y chilenas, tanto a nivel nacional como en el extranjero, lo que equivale al 21,39 % del padrón electoral.
  • Las coaliciones que participaron en la contienda, signada por una alta polarización, fueron Chile Vamos (derecha) y Apruebo Dignidad (izquierda). A última hora, los posibles candidatos de la ex Concertación o ex Nueva Mayoría decidieron no participar.
  • Los resultados sorprendieron tanto por derecha como por izquierda. Con un 99,99 % de los votos escrutados, por la coalición Chile Vamos ganó Sebastián Sichel (49,08 %), mientras el veterano en candidaturas presidenciales y hasta hace poco favorito de la derecha, Joaquín Lavín, quedó segundo a mucha distancia (31,30 %). Muy por debajo quedaron Ignacio Briones (9,82 %) y Mario Desbordes (9,80%).
  • Del lado de la izquierda, la coalición Apruebo Dignidad se decantó por Gabriel Boric, del Frente Amplio, quien obtuvo el 60,43 %. Daniel Jadue (Partido Comunista), de posturas más a la izquierda que el anterior, quedó en segundo lugar con el 39,57 % de los votos.
  • En cuanto a los resultados generales, la coalición de izquierda Apruebo Dignidad obtuvo 1.750.889 votos, mientras que la coalición derechista Chile Vamos 1.343.892. Apruebo Dignidad logró sacar 406.887 votos más, casi un tercio, demostrando gran capacidad de movilización de la izquierda chilena. Estos resultados dejaron sin efecto el hecho de que los candidatos de la derecha recibieran diez veces más aportes para sus campañas, según datos del Servicio Electoral chileno (SERVEL).
  • Por el momento no hay datos del comportamiento electoral de los votantes no afiliados a coaliciones que participaron en las primarias, pero es evidente que desbordaron a los afiliados: el PC cuenta con 47.463 afiliados, mientras que Daniel Jadue, su candidato, obtuvo 692.862. El Frente Amplio por su parte cuenta con 78.662 militantes registrados de los partidos que lo conforman, mientras su candidato obtuvo 1.058.027 votos.
  • Boric con el Frente Amplio obtuvo 1.058.027 votos, mientras Jadue con el Partido Comunista obtuvo 692.862. Boric ganó en las comunas donde tiene presencia histórica el Frente Amplio, además de arrasar en su región natal: Magallanes. Jadue ganó en la comuna de Recoleta, donde actualmente es alcalde. A pesar del revés electoral para Jadue, sacó mas votos que todos los candidatos de Chile Vamos y más de los que el Frente Amplio había logrado en 2017. Una vez publicados los resultados, Jadue reconoció y saludó a Boric, insistiendo en la unidad de cara a las elecciones de noviembre.
  • Gabriel Boric (35 años), proviene de la lucha estudiantil histórica en Chile, así como de la demanda del cambio constitucional y la renovación política del país. En 2016 contribuyó a fundar el Frente Amplio alrededor de la candidatura presidencial de Beatriz Sánchez. Su campaña en las primarias tuvo un discurso antineoliberal, aunque más bien moderado, dirigido a hacer alianzas y evitar confrontaciones, más cercano a una candidatura de “centro”, pero con el plus de representar a las juventudes estudiantiles. De hecho, criticó al PC porque “la izquierda del siglo XXI tiene que despojarse del estatismo y salir de la discusión sobreideologizada”, base sobre la cual confrontó con Jadue durante la campaña.
  • Tanto Sebastián Sichel como Gabriel Boric caracterizaron sus campañas por discursos y programas moderados, tendientes a la captación de un espectro amplio de votantes y a evitar la polarización.  Sichel (43 años) fue parte de la ex Concertación por la Democracia Cristiana, luego fue ministro de Desarrollo Social y presidente del Banco del Estado durante el Gobierno de Piñera (de quien se deslindó para lanzarse como candidato independiente). Sichel goza de la simpatía del empresariado, aunque tiene un discurso de renovación económica y centrado en mejorar la situación de las PyME y las clases medias.
  • Las encuestas fallaron estrepitosamente en Chile. Durante los últimos meses, los principales sondeos en el país auguraban una contienda presidencial entre Lavín y Jadue, mientras que Sichel y Boric quedaban rezagados con un gran margen de diferencia. Pamela Jiles (Partido Humanista), quien estuvo liderando encuestas antes de la elección constituyente, afirmó ayer que no tiene intenciones de presentarse a las presidenciales.
  • El triunfo de candidaturas aparentemente más moderadas y menos polarizantes puede restarle espacio a la candidatura de la ex Concertación, que pretendía ocupar ese lugar y de la que se espera su anuncio definitivo. La actual presidenta del Senado, la democristiana Yasna Provoste, es la figura que repunta en esta línea, con el nuevo desafío de afilar una actuación con destello propio o terminar haciendo coalición.
  • Si bien la disputa política en Chile viene dándose a través de coaliciones y alianzas entre partidos de derecha, centro o izquierda, estas divisiones no parecen representar a todo el espectro de votantes. El votante independiente cobra cada vez más fuerza, al punto de que en las elecciones de la Convención Constituyente las listas conformadas por independientes fueron las grandes ganadoras, en especial la Lista del Pueblo. Esta lista está integrada por militantes del estallido, líderes que vienen de luchas territoriales o personas que activaron una relación confrontativa con el statu quo desde las revueltas de 2019.
  • Resta aún saber si la Lista del Pueblo lanzará alguna candidatura que pueda convocar a la pluralidad de sujetos que emergieron con el estallido, una idea que ha sido barajada por el actual alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp (36 años), quien tiene un importante apoyo en sectores de izquierda. La otra opción aún en el aire sería construir una alianza con Boric y Apruebo Dignidad de cara a las presidenciales. Cabe mencionar que la actual presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncon, reconocida líder e intelectual mapuche, manifestó abstenerse de votar en las primarias para “mantener el diálogo”, pero una vez conocidos los resultados saludó tanto a Gabriel Boric como a Daniel Jadue.
  • De los resultados de esta elección se puede concluir que Chile atraviesa un momento de reconfiguraciones y movimientos políticos que no responden a visiones unívocas. Los últimos mensajes enviados por Lavín antes del cierre de campaña polarizaron contra el comunismo, llamando a evitarlo a toda costa y asegurarse un voto radical que finalmente no logró. Por su parte, Gabriel Boric con su discurso jovial y conciliador obtuvo amplia mayoría dentro de su coalición y es muy probable que también dentro de otras coaliciones como las de la ex Concertación.
  • El lunes 23 de agosto vence el plazo para inscribir las candidaturas presidenciales en el SERVEL y de ahí hasta el 21 de noviembre queda un tramo crucial para el destino de la ciudadanía chilena. Mientras tanto, la Convención Constituyente continúa desarrollando su trabajo fundacional de un país que garantice oportunidades para las mayorías y en el Senado prosigue la discusión para aprobar la obligatoriedad del voto. La conexión con los nuevos actores políticos será determinante de cara a la consecución de los cambios que reclama el país, así como la reunificación de los programas y discursos de las coaliciones.
Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Giordana García Sojo

Licenciada en Letras (ULA) (Venezuela)

Giordana García Sojo es licenciada en Letras mención Literatura Hispanoamericana y Venezolana por la Universidad de Los Andes (ULA). Realizó la diplomatura en Gestión y Promoción de los Derechos Culturales del Observatorio de Políticas Culturales del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (CCC) junto con la Universidad de Buenos…