La definición técnica indica que un político incurre en transfuguismo o panquequismo cuando rompe voluntariamente con el partido o bloque político al que originalmente pertenecía y comienza a competir contra él. Esta definición de transfuguismo puede ser limitada y no aplicar a todos los casos que la sabiduría popular identifica con dicho fenómeno. Por ejemplo, a pesar de que Daniel Scioli no cambió de partido (Partido Justicialista), nadie duda en calificarlo como un panqueque porque pasó de ser el candidato a presidente del Frente para la Victoria en 2015 a secretario de Turismo, Ambiente y Deportes del Gobierno de Javier Milei. A su vez, si bien Leandro Santoro se fue de la Unión Cívica Radical (UCR) a un nuevo partido que se alió al Frente de Todos, nadie lo calificaría como panqueque porque quien cambió no fue él, sino la orientación política e ideológica de la UCR. 

En síntesis, hay varias dimensiones del ‘panquequismo’ que podemos resumir en tres criterios:

  1. Panqueque partidario: cambiar de partido en más de una ocasión en la vida política.
  2. Panqueque ideológico: cambiar de posición ideológica, dentro de la misma sigla o mediante el cambio a otra con una orientación antagónica.
  3. Panqueque de gestión: trabajar en la función ejecutiva o legislativa para partidos o dirigentes anteriormente rivales.

A continuación, presentamos una lista con los principales 20 panqueques de la historia reciente argentina, formada por quienes cumplen al menos 2 de las 3 dimensiones señaladas.

1. Béliz, Gustavo (2)

2. Borocotó, Eduardo (3)

3. Bullrich, Patricia (3)

4. Carrió, Elisa (3)

5. Cobos, Julio (2)

6. Francos, Guillermo (3)

7. Iglesias, Fernando (3)

8. Juez, Luis (3)

9. Marra, Ramiro (2)

10. Ocaña, Graciela (3)

11. Pichetto, Miguel Ángel (3)

12. Randazzo, Florencio (3)

13. Redrado, Martín (2)

14. Ritondo, Cristian (3)

15. Rodríguez Saá, Adolfo (2)

16. Romero, Juan Carlos (2)

17. Scioli, Daniel (2)

18. Schiaretti, Juan Carlos (2)

19. Solá, Felipe (3)

20. Stolbizer, Margarita Rosa (3)