Analizamos el grado de centralismo y federalismo en varios países de la región.

  • Argentina, Brasil, México y Venezuela se identifican en sus constituciones como federaciones. Otros países como Colombia[1],  Perú[2] , Chile[3] , Bolivia y Ecuador vivieron importantes debates durante el s. XIX, un siglo en el que los “federalistas” llegaron a gobernar y escribir constituciones y leyes. En ocasiones aquellos debates provocaron conflictos armados internos. En el caso de Ecuador[4] el debate federal ha seguido vigente incluso en recientes procesos electorales. Una situación similar vive Bolivia donde el debate federal se reabre recursivamente desde Santa Cruz[5]. Por su parte en Uruguay, el propio líder de la independencia uruguaya, Artigas, apostó por el federalismo en clave regional[6], por una federación para las regiones del Virreinato del Río de la Plata.
  • El federalismo está también en el pensamiento boliviariano que propuso una Federación de los Andes (entre Bolivia, Gran Colombia y Perú) y una gran confederación de las repúblicas hispanoamericanas[7].
  • Quizá de entre todos los países sudamericanos Paraguay es el único en el que el centralismo ha sido hegemónico prácticamente sin discontinuidad desde su independencia.
  • Es desde esta línea de debate desde la que CELAG DATA ha querido asomarse a un indicador sobre el grado de centralismo / federalismo de los gobiernos de la región. Para ello hemos recopilado información sobre el origen (capital o regiones/departamentos/provincias) de los presidentes, vicepresidentes, primeros ministros y ministros de estado (exteriores, interior, justicia, defensa, economía y hacienda) de los países estudiados. A continuación mostramos esta información de forma gráfica representando el porcentaje de estos cargos con origen en capital vs el porcentaje de aquellos con origen en regiones:
  • Algunas conclusiones saltan a la vista:
    • Brasil es el país más genuinamente federal de los estudiados. Es el único país en el que no hay un solo cargo de relevancia con origen capitalino. Es también el único país que creó una capital federal ex novo como parte del proceso de construcción federal de la nación. La diversidad de origen de sus cargos es palmaria: el presidente es de Pernambuco, la vicepresidenta y el ministro de hacienda de Sao Pulo, defensa de Recife, exteriores de Río de Janeiro, el Primer Ministro de Bahía e interior y justicia de San Luís.
    • Uruguay y Venezuela son por contra los países con mayor concentración capitalina, los más centralistas en lo que refiere a sus altos cargos gubernamentales. En el caso de Uruguay Presidente y Vicepresidente, Ministro de Interior, Hacienda y Exteriores nacieron en Montevideo. El ministro de defensa nació en Flores. Por su parte en Venezuela solo el ministro de exteriores no nació en la capital, sino en Maracay (Araguay). Paraguay les sigue en concentración capitalina.
    • Llaman la atención los casos de Argentina y México, países que se declaran federales pero que -tras Uruguay y Venezuela- son los que más concentración de altos cargos de relevancia capitalinos presentan, los mismos que Chile, un país que no se declara federal.
    • En el lado contrario tres países que no se declaran federales pero en los que el debate federalista ha estado muy vigente. Son tres países cuyas geografías políticas están atravesadas por la cuestión regional, Colombia, Ecuador y Bolivia. Los tres -tras Brasil- encabezan la descentralización de origen de los cargos de más poder del Gobierno.
    • Finalmente decir que Perú, un país con tradición centralista, sin embargo en lo que se refiere al origen de sus altos cargos muestra un equilibrio entre capitalinos y aquellos con origen en regiones.
  • Al objeto de profundizar en la estandarización de los datos recabados hemos querido refinar la medición ponderando el porcentaje de concentración de poder capitalino en función de su peso demográfico en el país. El resultado es el siguiente:
  • Como puede observarse, las conclusiones precedentes se ven fuertemente matizadas por este ponderador. En el caso de Uruguay y Paraguay, con fuertes concentraciones demográficas en Montevideo y Asunción el nivel de centralismo se ve matizado por el peso relativo de la capital en la demografía nacional. Algo similar le sucede a Argentina aunque en menor medida.
  • En el caso de Venezuela y México la sobrerepresentación capitalina es áun más evidente cuando la ponderamos por el peso de la capital en la poblacion nacional. Algo similar le sucede a Bolivia aunque en menor medida.

[1] https://repositorio.unal.edu.co/bitstream/handle/unal/81939/80110897.2022.pdf?sequence=1&isAllowed=y

[2] https://books.openedition.org/ifea/793?lang=es

[3] https://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-92160.html

[4] https://www.primicias.ec/noticias/politica/nebot-propone-modelo-republica-federal-ecuador/

[5] https://www.swissinfo.ch/spa/el-federalismo-vuelve-a-debate-en-bolivia-en-medio-del-conflicto-por-el-censo/48062092

[6] https://www.mateamargo.org.uy/2020/06/19/el-federalismo-una-patria-grande-y-para-todos/

[7] Entre el 22 de junio y el 15 de julio de 1826, Simón Bolívar llamó a las recientes repúblicas hispanoamericanas a una reunión en Panamá que se denominó Congreso Anfictiónico y que fracasó.

Sergio Pascual

Ingeniero de Telecomunicaciones y Antropólogo (España)

Fue el primer secretario de organización de Podemos, cargo que dejó tras las elecciones del 20D de 2015. Fue diputado en el Congreso español durante las legislaturas XI y XII además de Presidente de la Comisión de Fomento de la Cámara. Destaca su colaboración en misiones de observación electoral y…