Los Estados Unidos han intentado involucrar a las Fuerzas Armadas (FFAA) latinoamericanas en tareas de seguridad pública contra el narcotráfico y organizaciones criminales internacionales, en calidad de fuerzas complementarias.

En las últimas décadas, han avanzado medidas de seguridad en algunos países latinoamericanos (México, Centroamérica, Colombia, Perú y, recientemente, Argentina) para combatir el narcotráfico, la lucha contra organizaciones criminales internacionales y la defensa de recursos estratégicos. Al menos desde la década de los ochenta, los Estados Unidos han intentado involucrar a las Fuerzas Armadas (FFAA) latinoamericanas en tareas de seguridad pública contra el narcotráfico y organizaciones criminales internacionales, en calidad de fuerzas complementarias.[1]

En lo que va del gobierno de Donald Trump, se perciben importantes avances en acuerdos y convenios en materia de seguridad con el complejo militar-industrial estadounidense: el Comando Sur, ha fijado la estrategia para el 2018 en América Latina y el Caribe centrada en el combate a la corrupción, pobreza, terrorismo, crimen, tráfico de drogas y desastres naturales; se propiciaron la relación militar a militar, acuerdos para compartir información y la asistencia en conjunto con la Guardia Nacional de varios estados de EEUU, sumada a la asistencia militar del Departamento de Estado y Defensa.

México, armamento, entrenamiento y ruptura del tejido social

Once años de guerra contra el narcotráfico en México han dejado secuelas imborrables en la sociedad: más de 300 mil desplazados, más de 30 mil desaparecidos y más de 230 mil asesinatos durante los últimos dos gobiernos.[2] En el marco de los convenios entre FFAA e instituciones policiales mexicanas con sus pares estadounidenses, la guerra contra el narcotráfico ha resultado un negocio sumamente rentable para las empresas armamentísticas. En lo que va del año, México compró misiles a EEUU por casi 100 millones de dólares, los cuales serían utilizados para “combatir al narcotráfico”, además de entrenamiento por dos años a marinos mexicanos.[3]

México es el país que más armas importó en 2017 de todos los países latinoamericanos, superando a Brasil, Colombia y Argentina. Las FFAA mexicanas han crecido en los últimos 17 años 61.7%: pasaron de 207 mil 800 efectivos a 336 mil.[4] El gasto militar también tiene un incremento considerable: en 10 años creció 47.5% (seis mil millones de dólares) lo que representa poco más del 2.5% del PIB. Este incremento se da en paralelo a sustantivos recortes en ciencia y tecnología, salud y educación.

Movimientos en Centroamérica

A principios de enero de 2018 trascendió la llegada de personal militar estadunidense a territorio panameño como parte de un ejercicio militar denominado “Nuevos Horizontes” (del Comando Sur). Este tipo de operativos forman parte de escenarios que (aparentemente) requieren una intervención humanitaria, en países con “desorden interno” o debido a conflicto entre dos países. En el caso concreto de Panamá, estos ejercicios se han justificado bajo el argumento de la “protección del canal”: 415 miembros de la fuerza aérea estadounidense ocuparán parte del territorio panameño hasta mediados de 2018,[5] periodo que abarca las elecciones presidenciales venezolanas establecidas para abril.

A finales de enero se reunieron el jefe del ejército nicaragüense, Julio César Avilés y el jefe de la Fuerza de Tarea Integral Conjunta Sur del Comando Sur (JIATF-S) Cristopher J. Tomney. La reunión tuvo como objetivo la revisión de las acciones que realiza Nicaragua de la estrategia denominada “Muro de Contención”. Dicha estrategia es el primer anillo estratégico de seguridad de Nicaragua y tiene como objetivo “contener, desviar y capturar la mayor cantidad de droga en territorio nicaragüense. Por otro lado, se valoraron las relaciones de coordinación e intercambio de información y la disposición del gobierno nicaragüense de continuar con dicha estrategia.[6]

El 8 y 9 de febrero en Guatemala se llevó a cabo la “Conferencia final de Planificación”. El Comando Sur es el encargado de pagar los viáticos de los asistentes. En su página web no hay información disponible de este evento. Sin embargo, el Ministerio de Defensa Peruano, publicó una resolución ministerial en la que informó que del 16 al 27 de abril se llevará a cabo el “Ejercicio Fuerzas Aliadas Humanitarias”[7] y participará de este ejercicio.[8] La realización del ejercicio también coincide con el periodo en el que se llevarán a cabo las elecciones en Venezuela.

Colombia: la “amenaza” de Venezuela y la compra de armamento

A la reciente visita del almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando Sur a Colombia,[9] y los movimientos militares en Tumaco contra organizaciones criminales debido el ingreso de venezolanos a territorio colombiano, se suma la Reunión Multinacional de Seguridad Marítima en Miami. El 19 de enero se reunieron representantes de Colombia, México y Estados Unidos. En esta segunda reunión (la primera fue en diciembre de 2017) se firmó una carta de intención entre los países para “proteger la soberanía de las aguas territoriales y las zonas económicas exclusivas de cada nación” y EEUU cubrirá las aguas internacionales. La carta de intención está enfocada a la protección de aguas interamericanas para contrarrestar el crimen organizado para lo cual evaluaron la disponibilidad de recursos militares de la Marina mexicana, colombiana, el Comando Sur y el Comando Norte.[10] Esta “seguridad marítima” cubriría el golfo de México, parte de Centroamérica y el Caribe colombiano. Por otro lado, continúa la asesoría de la Guardia Nacional de Carolina de Sur con la organización militar en Colombia.[11]

Las compras militares hechas por Colombia entre 2015 y 2016 alcanzaron los 19 millones de dólares para aeronaves, 18 millones en vehículos blindados, 40 millones en misiles, 54 millones en sensores y 105 millones de dólares en barcos.[12] Los principales proveedores de Colombia son EEUU (82 millones), Corea del Sur (50 millones), Israel (24 millones), Alemania (76 millones) y Francia (4 millones).[13]

Perú: el rearme permanente y silencioso

En los últimos años, Perú se convirtió en pieza clave del despliegue militar estadounidense en la región con la instalación de bases en la selva peruana, los Centros de Operaciones de Emergencia Regional (COER).[14] Además, para el presupuesto de asistencia para el desarrollo y militar propuesto para el 2018, Perú tendrá poco más de 49 millones de dólares, de los cuales, 48 son para el programa “Seguridad y Paz”.[15] Perú es parte del Programa de Asociación Estatal de la Guardia Nacional (SSP) de Virginia del Este y comparten asesoría y entrenamiento desde 1996. En este año, la reunión entre militares peruanos y la Guardia Nacional de Virginia del Este estuvo concentrada en un tema común: la ayuda humanitaria ante un desastre natural o una crisis humanitaria.[16]

El año pasado Trump mencionó que Perú compraría vehículos militares a EEUU.[17] Las compras del Perú entre 2015 y 2016 fueron: aeronaves (196 millones de USD), vehículos blindados (10 millones de USD), artillería (13 millones de USD), maquinas (19 millones de USD), satélites (50 millones de USD) y barcos (96 millones de USD). Los principales proveedores son: Corea del Sur, Rusia, Francia, Italia, Canadá, China, Estados Unidos, Holanda, Nueva Zelanda e Israel.[18]

Argentina: bases militares y Fuerza de Despliegue Rápido

En plena visita del Almirante Kurt W. Tidd del Comando Sur a Colombia, el Ministro de Defensa Oscar Aguad y la Ministra de Defensa Patricia Bullrich del gobierno argentino, se reunieron en EEUU con funcionarios del Departamento de Estado, del FBI, la DEA y con directivos del Comando Sur. Uno de los objetivos de la visita fue que EEUU considerara a Argentina y el Cono Sur como claves para el combate al narcotráfico.[19] Con la DEA, Bullrich firmó un acuerdo para instalar una “fuerza de tarea” en la provincia de Misiones en la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil, con el objetivo de combatir el narcotráfico y el terrorismo. En octubre pasado Bullrich firmó un acuerdo para crear un Centro de Inteligencia Regional en Usuhaia (Patagonia argentina), considerado como el esquema inicial para otra base estadounidense.

Después del anuncio de la creación de las Fuerzas de Despliegue Rápido (FDR) con las tres Fuerzas Armadas, Aguad se reunió con Bullrich y con mandos del Comando Sur para darle continuidad al acuerdo para la creación de “Centros de fusión de inteligencia” entre las FFAA y de seguridad argentinas con oficiales de la DEA, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y miembros del Comando Sur. Por otro lado, se revisó el acuerdo de Cooperación entre Argentina y la Guardia Nacional del Estado de Georgia, que está enfocado en el diseño de las nuevas FDR y forma parte del State Partnership Program (SSP), similar al que tiene Perú, Colombia, Uruguay, por mencionar algunos países.[20]

Los movimientos recientes en Panamá y Colombia, los nuevos acuerdos con FFAA argentinas y los ejercicios militares que tendrán lugar en Guatemala en abril,, consisten en una “demostración de fuerza” para el “cambio de régimen” en Venezuela.

Para la creación de la FDR, se adquirirán helicópteros, camiones de brigada, armamento moderno y aviones: 20 helicópteros fueron comprados a Italia y de EEUU llegarán cuatro helicópteros más y aviones comprados a Francia.[21] La compra de material bélico fue declarada como información “secreta” por el presidente Mauricio Macri.[22] Se establece así una tendencia hacia la militarización de la seguridad pública, uno de los elementos clave de la lucha contra el narcotráfico, tal como se viene experimentando en Colombia, México y el Triángulo Norte de Centroamérica (con las conocidas consecuencias: ruptura del tejido social, exposición de FFAA a tareas policiales y las sistemáticas violaciones a derechos humanos) y lo hecho recientemente en Brasil por el gobierno de Temer.

La guerra de amplio espectro que Estados Unidos lleva a cabo contra Venezuela implica una fuerza multilateral que intervenga no sólo en lo económico y político, también en lo militar. Los movimientos recientes en Panamá y Colombia, sumados a las bases militares en Colombia, Perú, Honduras y los ejercicios militares como AmazonLog el año pasado, y los que tendrán lugar en Guatemala en abril, los nuevos acuerdos con FFAA argentinas, consisten en una “demostración de fuerza” para el “cambio de régimen”.

 


[1] http://www.jornada.unam.mx/2004/03/06/023a1pol.php

[2] http://www.huffingtonpost.com.mx/2017/11/23/pena-y-calderon-suman-234-mil-muertos-y-2017-es-oficialmente-el-ano-mas-violento-en-la-historia-reciente-de-mexico_a_23285694/

[3] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2018/01/07/1212046

[4] http://www.jornada.unam.mx/2017/10/15/economia/021n1eco

[5] http://laestrella.com.pa/opinion/columnistas/invasion-silenciosa-eeuu-panama/24047401

[6] http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2018-01-26/jefe-del-ejercito-nicaraguense-se-reune-alto-oficial-del-comando-sur-ee-uu/

[7] https://www.mindef.gob.pe/informacion/documentos/RM%200088_2018.pdf

[8] http://www.infodefensa.com/latam/2018/02/02/noticia-participa-conferencia-final-planeamiento-ejercicio-fuerzas-aliadas-humanitarias.html

[9] https://www.telesurtv.net/news/Fuerzas-militares-de-EE.UU.-visitan-Tumaco-Colombia-20180211-0013.html

[10] http://www.southcom.mil/MEDIA/NEWS-ARTICLES/Article/1420120/us-hosts-international-meeting-on-maritime-security/

[11] http://www.jbsa.mil/News/News/Article/1056439/army-south-hosts-state-partnership-program-conference/

[12] http://armstrade.sipri.org/armstrade/page/values.php

[13] Ibid

[14] https://www.celag.org/operacion-america-unida-presencia-militar-permanente-eeuu-america-latina/

[15] https://foreignassistance.gov/explore

[16] http://www.southcom.mil/MEDIA/NEWS-ARTICLES/Article/1435475/west-virginia-leaders-plan-engagements-with-peruvian-forces/

[17] https://elcomercio.pe/economia/peru/donald-trump-asegura-peru-comprara-armamento-eeuu-405782

[18] http://armstrade.sipri.org/armstrade/page/values.php

[19]https://www.clarin.com/politica/gobierno-pidio-unidos-incluya-argentina-combate-drogas-region_0_r10ntlbwM.html

[20] http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2018/02/11/aprueba-argentina-intervencion-de-la-dea-en-frontera-con-brasil-y-paraguay-5094.html

[21] https://www.infobae.com/politica/2018/02/07/el-ministerio-de-defensa-creara-una-fuerza-de-despliegue-rapido-para-apoyar-a-todas-las-fuerzas-de-seguridad/

[22] http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2018/02/15/macri-informo-compra-de-material-belico-y-lo-declaro-secreto-por-seguridad-7276.html