Finanzas y precios internacionales de las materias primas: un riesgo regional

Debates Económicos

La región, especialmente Suramérica, es altamente vulnerable a la incidencia del sistema financiero en la determinación del precio de sus materias primas.

En recientes artículos publicados por CELAG analizamos cómo la política monetaria de Estados Unidos y la percepción de riesgo impactan en las finanzas a nivel global. Cambios en estas variables generan movimientos de capital y variaciones en los precios de los activos financieros (como acciones o bonos) comunes entre países, en un proceso que se conoce como Ciclo Financiero Global.

Esta discusión cobra especial relevancia en la actualidad, porque existen signos de una posible reversión del ciclo lo que, entre otras cuestiones, generaría una salida de capitales de los países emergentes que pondría en jaque a muchas economías, especialmente a aquellas que más se endeudaron en los últimos años. Por caso, esta semana Christine Lagarde, la presidenta del FMI, advirtió sobre los riesgos presentes[1].

En el presente artículo analizaremos un aspecto de particular relevancia para la región: el impacto de las finanzas en los precios internacionales de las materias primas. En las últimas décadas los inversores financieros y sus decisiones tienen cada vez más incidencia en estos precios, tan importantes para nuestras economías por su peso en las exportaciones.

El rol de las finanzas en la determinación de los precios

Cuando hablamos de precios de commodities, nos referimos al precio de productos que, por su baja diferenciación (por ejemplo una tonelada de soja o un barril de petróleo), tienen precios comunes en el mercado internacional (no podría existir un precio internacional del automóvil por las grandes diferencias entre modelos y marcas). Las materias primas, cuando no tienen (o tienen poca) elaboración, cumplen con los atributos para ser commodities. Así, el precio de un barril de petróleo puede diferir por su calidad o la distancia del puerto, pero siempre en referencia a un precio internacional conocido por todo el mercado.

En los primeros años del siglo XXI se asistió a un boom de los precios de los commodities, en particular de los productos de exportación latinoamericanos impulsado, principalmente, por la demanda china, que requería de materias primas para solventar su notable crecimiento económico. Sin embargo, desde hace algunas décadas, el sector financiero interviene cada vez más en la determinación de estos precios.

El impacto de las finanzas en los precios internacionales de las materias primas-01

¿Cuáles son los canales por los que las finanzas influyen sobre los precios internacionales? ¿Cuál es el vínculo del ciclo financiero global y los precios de las materias primas?

Desde el año 2000 se crearon una gran variedad de opciones de inversión financiera en commodities. Esto atrajo miles de millones de dólares de fondos institucionales, fondos de pensión, fondos de riesgo, bancos y aseguradoras (Tang y Xiong, 2010)[2]. Esta especulación no implica, necesariamente, una compra y venta, sino una simple apuesta sobre el precio. Por ejemplo, un inversor puede comprar un futuro de petróleo de 100 dólares a seis meses; si, cumplido ese lapso de tiempo, el precio del petróleo supero los 100 dólares este apostador ganará la diferencia; si se ubicó por debajo se la tendrá que pagar al vendedor. El punto es que, al operar futuros, influye en sus precios, por lo que la especulación tiene efectos para quienes realizan las operaciones de compra y venta del commodity en cuestión.

En los últimos años se han creado nuevos instrumentos que facilitan aún más el intercambio especulativo de commodities. Tal es el caso de los Exchange Traded Commodities (ETC) [3], que actúan como fondos de inversión en commodities que se pueden comprar y vender directamente en la bolsa. Algunos de ellos incluyen un solo commodity y otros una cesta de ellos, por lo que en una sola transacción se puede estar influyendo, al mismo tiempo, en un conjunto de precios. El ETC más importante es el SPDR Gold Trust, administrado por el gigante de las finanzas State Street Global Advisors, que mueve 32 mil millones de dólares[4]. Quien compre este instrumento financiero estará teniendo un activo que sigue día a día el precio del oro. Para que esto sea posible, detrás están los hacedores de mercado que realizan operaciones de compra y venta de oro reales. Existen ETC de petróleo, soja y cobre, entre otras materias primas. Así, los inversores financieros pueden especular con el precio de los commodities ya no solo sin comprar el producto físico, sino siquiera sin comprar futuros.

Así es como los precios internacionales de los commodities son afectados cotidianamente por el ánimo de los inversores financieros. En este marco, preocupa aun más en una fase adversa del ciclo financiero global. De hecho, los precios de los commodities tienden a moverse a la par de los precios de otros activos financieros, como las acciones. Esto es particularmente relevante en momentos de crisis, como se puede apreciar en el gráfico 2: en la crisis financiera internacional de 2009 los precios del S&P 500 (promedio ponderado del precio de las acciones de las 500 compañías más importantes que cotizan en Estados Unidos) y el índice general de precios de commodities cayeron 21,9% y 30,0%, respectivamente.

El impacto de las finanzas en los precios internacionales de las materias primas-02

Esto no quiere decir que otras variables hayan dejado de ser relevantes. Las condiciones climáticas siguen siendo fundamentales para determinar el precio de los productos agrícolas, el crecimiento económico mundial influye fuertemente en las materias primas industriales y los aspectos geopolíticos impactan constantemente en el petróleo. De hecho, como se puede apreciar en el gráfico 2, las tendencias no siempre son las mismas. Lo interesante es destacar cómo, al menos en el corto plazo, cimbronazos en los mercados financieros pueden impactar negativamente en los precios internacionales de los commodities, lo que es particularmente complicado porque se trata de escenarios donde, a la vez, se registran salidas de capitales y dificultades en el acceso al financiamiento (Bastourre, Carrera e Ibarlucía, 2010).[5]

La vulnerabilidad latinoamericana

Al analizar los datos de exportaciones podemos observar la importancia que aún detentan las materias primas en la región. Por caso, los 10 principales productos de exportación representan el 31,8% de las exportaciones regionales. De ellos, 6 son materias primas o derivados y representan el 19% de las exportaciones totales. La lista es liderada por el aceite de petróleo.

En total, el 47% de las exportaciones latinoamericanas son de productos primarios o derivados. Esta cifra llegó a alcanzar el 59,1% en 2011, en un contexto de precios internacionales más elevados para estos productos.

Cabe destacar que la importancia de las materias primas es muy superior en América del Sur. A modo de ejemplo, en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Paraguay las mismas representaron el 71,2%, 95,2%, 62,4%, 85,9% y 78,5%, respectivamente, durante 2017. Como contraste, en México apenas representan el 17,9% del total.

Conclusiones

A lo largo del artículo hemos analizado cómo las finanzas impactan en los precios de los commodities y cómo estos son particularmente relevantes para nuestras economías, en especial en América del Sur. Por lo tanto, cuando el panorama financiero internacional se complica, no solo nos enfrentamos a la posibilidad de “suddden stops” (frenos repentinos o salidas netas de capitales) sino también a menores precios en nuestros principales productos de exportación, lo cual agrava aún más el panorama.

En los artículos anteriores hemos hablado de la importancia que pueden tener en esta etapa potencialmente más adversa políticas como los controles de capital[6] y la reestructuración de la deuda[7]. Asimismo, consideramos cómo una nueva arquitectura financiera regional podría ser clave para reducir las fragilidades que genera el sistema financiero.[8] Tras lo desarrollado en este artículo parece importante incorporar medidas de estabilización de precios de los commodities. Si bien estos precios son fijados en el mercado internacional, la acción conjunta de los países de la región, dada la abundancia de recursos naturales y capacidad de incidir en la oferta, podría aportar en este sentido.

 

[1] https://www.bloomberg.com/news/articles/2019-04-02/lagarde-says-the-global-economy-has-lost-momentum-since-january

[2] Tang, K., & Xiong, W. (2010). The financialisation of commodities. Vox EU. V November 30.

[3] Para saber más sobre los ETC: https://www.investopedia.com/articles/investing/032116/how-etc-different-etf-iau.asp

[4] https://www.etf.com/GLD

[5] Bastourre, D., Carrera, J., & Ibarlucía, J. (2010). Precios de los commodities: Factores estructurales, mercados financieros y dinámica no lineal. Banco Central de la República Argentina.

[6] https://www.celag.org/america-latina-endeudada-reestructuracion-de-deuda/

[7] https://www.celag.org/importancia-de-regular-cuenta-capital/

[8] https://www.celag.org/herramientas-discutir-nueva-arquitectura-financiera-regional/

Pablo Wahren

Pablo Wahren

Licenciado en Economía (UBA) (Argentina)

Pablo Wahren es licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente cursa la Maestría en Desarrollo Económico de la Universidad de San Martín (UNSAM) y el Doctorado en Desarrollo Económico de la Universidad de Quilmes (UNQ). Se desempeña como Investigador en el CITRA-CONICET, donde se especializa en temas…