Informe preelectoral sobre las elecciones en El Salvador que se llevarán a cabo el próximo domingo 4 de febrero.

  • Algo más de seis millones de salvadoreños están llamados el domingo, 4 de febrero, a las urnas para elegir presidente. También se renovará la Asamblea, de 60 miembros, y los 44 municipios del país.
  • El actual presidente, Nayib Bukele, es el gran favorito.  En todas las encuestas arrasa a sus rivales, con intenciones de voto que oscilan entre el 60 (encuesta de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas) y el 70% (encuesta de la Universidad Francisco Gavidia).
  • Las previsiones para sus contendientes son minúsculas. Los dos partidos que dominaron la escena salvadoreña en los últimos 40 años se desploman. El izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional se mueve en torno al 2,6-2,9% de votos. Las expectativas del derechista Arena son aún peores, con una horquilla entre el 1,5% y el 2,7%.
  • Bukele también arrasaría en las elecciones legislativas. Según el sondeo de la Francisco Gavidia, Nuevas Ideas, el partido de Bukele, obtendría 57 diputados, por tan solo dos de Arena y uno del Partido Democratacristiano.
  • De acuerdo a esta encuesta, los partidos en los que se apoyó Bukele en sus inicios, Gran Alianza por la Unidad Nacional y el Partido de Concertación Nacional, quedarían fuera del Parlamento, así como el FMLN.
  • La polémica por forzar una nueva reelección no parece haber hecho mella en Bukele. El artículo 152 de la Constitución reza textualmente: “No podrá ser candidato a Presidente de la República el que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el periodo inmediato anterior, o dentro de los últimos seis meses anteriores al inicio del periodo presidencial”.
  • La Corte Suprema de Justicia, con magistrados afines a Bukele, emitió un fallo por el que entendía que un presidente en funciones puede optar a ser reelecto si se separa del cargo al menos seis meses antes de los comicios. Bukele cumplió con este apartamiento -de iure que no de facto-, allanando su camino a la reelección. Ni la Organización de Estados Americanos ni Estados Unidos se han pronunciado al respecto.
  • La popularidad de Bukele se sustenta en su lucha sin cuartel contra la inseguridad, a pesar de las denuncias de organizaciones internacionales sobre atropellos a los derechos humanos. La tasa de homicidios ha pasado de 103 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo, a 2,3 por cada 100.000 el pasado año, aunque estas cifras se cuestionan desde muchos ámbitos.
  • Las detenciones masivas caracterizan su estrategia en materia de seguridad. Desde la entrada en vigor del estado de excepción, en 2021, se ha detenido a más de 70.000 personas, un 1% de la población. La población reclusa es de 600 personas por cada 100.000 habitantes, el triple que México o Colombia.
  • Tampoco parece afectar a su popularidad le el aumento de la pobreza. Según la Cepal, el porcentaje de pobreza extrema se ha incrementado en tres puntos en el periodo 2019-2022, pasando, del 5,6 al 8,7% (200.000 personas, en términos absolutos). El Banco Mundial alertaba en octubre de 2023 que el segmento menos favorecido de la población estaba creciendo.
  • El propio Gobierno reconoció el incremento de la población sin ingresos suficientes para los gastos más básicos, que aumento en 2022 un 6,24% con respecto al año anterior. En números absolutos, cerca de 110.000 salvadoreños engrosaron las filas de la pobreza más severa en ese periodo de tiempo.
  • La Cepal proyecta un crecimiento del Producto Interno Bruto del 2% para el próximo año. El Banco Central estima este crecimiento en una horquilla del 2 al 3%.
  • Según la Organización Mundial de Turismo, El Salvador es el primer país del hemisferio occidental y cuarto del mundo en recuperación de turistas internacionales tras la pandemia. Las estimaciones sitúan la aportación del sector al PIB en un 12%. El Gobierno asegura que este incremento se debe a su política de seguridad.
  • El fracaso de la implantación del bitcoin como moneda de curso legal no parece haber influido en la economía del país.

Sergio Pascual

Ingeniero de Telecomunicaciones y Antropólogo (España)

Fue el primer secretario de organización de Podemos, cargo que dejó tras las elecciones del 20D de 2015. Fue diputado en el Congreso español durante las legislaturas XI y XII además de Presidente de la Comisión de Fomento de la Cámara. Destaca su colaboración en misiones de observación electoral y…