4 min. lectura

El domingo 6 de noviembre el pueblo nicaragüense decidirá en las urnas quién liderará la presidencia en los próximos cinco años. Durante los últimos diez años (dos gestiones consecutivas) Daniel Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) estuvo a cargo del ejecutivo. En la última elección (2011), fue reelegido por el 62.46%[1] de los votos y aún mantiene un alto grado de aceptación popular.

A pesar de que el escenario pre electoral se encuentra tensionado por las definiciones en el marco opositor, desde el oficialismo, será nuevamente Daniel Ortega el candidato para la presidencia. Designación que fue votada por más de un millar de delegados reunidos el pasado 4 de junio en el VI Congreso del Frente Sandinista de Liberación Nacional “Comandante Tomás Borge Martínez”. En el mismo congreso se le dio la facultad a Ortega de que elija  a su compañero o compañera de fórmula, aún incierto.

Según lo indica la encuestadora M&R, en la segunda encuesta electoral (en el marco del proyecto de M&R denominado “Voto 2016 Nicaragua Elige”) presentado el 13 de mayo del corriente año, existe una intención de voto del 63,7%[2] para el candidato del FSLN. A su vez, el 71,6%[3] de los encuestados respondió que no existe ninguna probabilidad de cambiar el voto, con lo cual se mantendría firme la tendencia del voto a favor de Ortega.  Otro dato que releva esta encuesta es que, a pesar de que el 44%[4] tiene mucha confianza en que estas elecciones sean limpias, hay una alta proporción de encuestados que solicitan la participación de observadores electorales tanto nacionales como extranjeros. Solicitud también que se enarbola en los discursos de la oposición.

La oposición se encuentra – en parte – aglutinada en la “Coalición Nacional por la Democracia” compuesto por los siguientes partidos: el Partido Liberal Independiente (PLI)- partido opositor principal, el cual obtuvo el 31%[5] de los votos en las elecciones de 2011, posicionándose así como la segunda fuerza en la estructura política de Nicaragua. Conforman también la coalición, el Movimiento Renovador Sandinista, el Partido Nueva Alianza Cristiana, el Movimiento Liberal Constitucionalista “Ramiro Sacasa Guerrero”, la Cruzada PLC por la Unidad,  la Resistencia Nicaragüense, el Partido Acción Ciudadana y la Unión Demócrata Cristiana. Por consenso de los diferentes partidos del bloque eligieron como candidato presidencial al Dr. Luis Callejas y como candidata a la vicepresidencia a la socióloga y activista social Violeta Granera (militante del Movimiento por  Nicaragua   (MpN), organización opositora al gobierno).

Sin embargo, esta coalición y el principal partido se encuentran en un momento de crisis de representación ya que el 8 de junio un fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) removió a Eduardo Montealegre de la representación legal del PLI, otorgando tal potestad a Pedro Reyes Vallejos quien no reconoce la candidatura previa de Callejas ni de Granera. El litigio comenzó hace mas de cinco años entre cuatro facciones que se disputaban la dirección del Partido. En la sentencia se reconoce como “único Consejo Ejecutivo Nacional del PLI al que fue electo en Asamblea Delegataria del día 27 de febrero de 2011. Tal Consejo estaba encabezado por el ya fallecido Rollin Belmar Tobie, y en consecuencia el tribunal le confirió la presidencia a Reyes Vallejos, quien fungía como primer vicepresidente.” A su vez, la misma sala ordenó “al Poder Electoral abstenerse de hacer nombramientos de las facciones del PLI en las estructuras locales (Consejos Electorales Departamentales y Regionales), hasta tanto no se dictara sentencia definitiva sobre los mencionados recursos de amparo[6]”.

En este contexto, este último viernes, Reyes Vallejos – jurista de 66 años- también fue designado por el Comité Ejecutivo del PLI como el candidato a la presidencia  al mismo tiempo que los destituidos de Callejas, Montealegre y Granera buscan movilizar y organizar en las calles a la ciudadanía bajo las consignas de: “defensa de la democracia y la libertad” y la “transparencia electoral”, en contra del fallo de la CSJ ya mencionado.

Por otro lado, el 25 de julio cierra la presentación de candidatos y alianzas en el CSE[7] con lo que la reorganización de la oposición a Daniel Ortega no está cerrada, pero ya se comienzan a delinear discursos, alianzas y estrategias en cada facción con  miras a las elecciones de noviembre, con lo que se podría suponer el inicio de la campaña electoral en Nicaragua.

 

 

 

[1] Datos disponibles en: http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2011-11-07/resultados-de-las-elecciones-presidenciales-de-nicaragua-2011/

[2] Informe completo a continuación: http://www.myrconsultores.com/pdf/electoral/Elecnic_2016_informederesultados_abrilmyr.pdf

[3] Ibid

[4] Ibid

[5] Datos disponibles en: http://www.lavozdelsandinismo.com/nicaragua/2011-11-07/resultados-de-las-elecciones-presidenciales-de-nicaragua-2011/

[6] http://prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4956831&Itemid=1

[7] Según información oficial disponible en:  http://www.lagaceta.gob.ni/calendario-electoral-2016/