¿Cómo ha influido el golpe de Estado del 7 de diciembre de 2022 en la situación política y electoral de Perú?

  • El 7 de diciembre de 2022, mediante un golpe de Estado contra Pedro Castillo, Dina Boluarte -su hasta entonces vicepresidenta- se hizo con el poder en Perú.
  • El régimen de Boluarte logró consolidarse a sangre y fuego. Organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos cifran en más de 50 los muertos a manos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Los manifestantes reclamaban la celebración de un nuevo proceso electoral, que nunca se produjo.
  • Desde entonces, Boluarte ha cogobernado con el fujimorismo y otros partidos de la derecha peruana que perdieron las elecciones presidenciales, pero que controlan el Congreso. Efectivamente, salvo una mínima oposición, la gran mayoría de bancadas, encabezada por Fuerza Popular (de Keiko Fujimori) y, sorpresivamente, el Perú Libre de Vladimir Cerrón -el partido que llevó al poder a Castillo y luego lo traicionó-, está decidida a sostener a Dina Boluarte.
  • El fujimorismo está aprovechando la situación para copar los órganos constitucionales.
  • Además, al fujimorismo por ahora no le interesa destituir a Boluarte, porque supondría convocar a elecciones generales, y entonces, los diputados perdieran sus jugosos curules.
    • Esta es la razón por la que no se prevé una destitución hasta el 2025, ya que un año antes de la convocatoria oficial de elecciones ya no podrían disolver el Congreso (y con ello, podrían destituir a Boluarte sin jugarse sus propios cargos).
  • Las pruebas demuestran este modus operandi. En lo que va del 2024, Dina Boluarte se ha librado de tres mociones de vacancia que ni alcanzaron a discutirse en el Pleno. La primera por el Rolexgate, un monumental escándalo por el cual la presidenta habría recibido más de una decena de relojes y joyas de lujo del gobernador regional de Ayacucho a cambio de direccionar presupuestos públicos. La segunda, por la trama de corrupción organizada por su hermano Nicanor Boluarte para destinar recursos públicos a la inscripción del partido familiar. Meses antes se le había presentado una moción por las masacres ocurridas durante las protestas. También fue archivada de inmediato por la mayoría conservadora y ni llegó al pleno.
  • Así las cosas, Perú parece resignado a que el calendario electoral siga su curso regular sin mayor adelanto.

Cronograma electoral en desarrollo

  • El calendario electoral ordinario establecido por la Constitución ordena que se realicen elecciones generales el primer domingo de abril del 2026.
  • El 16 de julio del 2024 es la fecha clave, porque es el límite para que las organizaciones políticas que aspiran participar en las elecciones generales del 2026 registren su inscripción ante el JNE (Jurado Nacional de Elecciones). Es también la fecha límite para afiliarse a una organización política y poder participar como candidatos regulares al Congreso (diputados o senadores) o la fórmula presidencial (presidente, primer y segundo vicepresidente) en las elecciones generales 2026. En una lógica ajena a cualquier otra democracia del continente los precandidatos presidenciales peruanos estarán definidos casi 2 años antes de la celebración de las elecciones. Esta anómala realidad jurídica ha precipitado decisiones en distintos espacios:
    • Antauro y Juntos por el Perú (JP). El líder etnocacerista Antauro Humala y el presidente de Juntos por el Perú, Roberto Sánchez (exministro de Comercio de Pedro Castillo) declararon haber iniciado conversaciones para llegar a una alianza con miras a las elecciones generales. Si bien no existe ningún acuerdo formal, el anuncio tuvo bastante repercusión mediática.
    • El centro político -si se puede hablar de esto- sigue disperso y sobrepoblado. La pasada semana, el rector de la Universidad Nacional, Alfonso López Chau, anunció su candidatura presidencial por su recientemente inscrito partido Ahora Nación, que -según sus palabras- busca unir al centro izquierda, centro y centro derecha. Esta propuesta se suma al Partido Morado, que lleva en sus filas al expresidente Sagasti y al exlíder de Acción Popular Mesías Guevara. También comparte espacio con el partido Primero La Gente, que llegó a un acuerdo con Lo Justo -liderado por Flor Pablo- y otros exmorados que no lograron su inscripción.
    • La fragmentación de las izquierdas. A diferencia del 2021, esta vez las izquierdas cuentan o contarían con varias inscripciones electorales. Además de los dos partidos constituidos y debidamente activos, como JP que coquetea con el Antaurismo y Perú Libre -al que difícilmente se le puede situar en la izquierda tras su traición a Castillo y la larga alianza en el Congreso con el fujimorismo-, se suman ahora distintas agrupaciones “de izquierda” con inscripción:
      • El MTPE: movimiento de trabajadores y emprendedores vinculado a Patria Roja.
      • Nuevo Perú, de Verónika Mendoza.
      • Voces del Pueblo, de Guillermo Bermejo.
      • Por otro lado, la COIP (Coordinadora de Organizaciones de Izquierda del Perú) suma 17 organizaciones; la mayoría pequeñas organizaciones sin alcance nacional.
      • Desde el campo popular, el esfuerzo más serio y sostenido de unir al “Castillismo” es el partido Adelante Pueblo Unido (APU) que ha concluido el proceso de inscripción y cuenta con figuras como Aníbal Torres, Anahí Durand, el exgobernador regional de Puno, Germán Alejos, además de líderes de las protestas. APU logró un acuerdo importante con el Movimiento de Unidad Popular (MUP) liderado por el exministro de Salud, Hernando Cevallos. También ha buscado acercamientos con el partido “Todos con el Pueblo” a fin de no dispersar el voto, pero no se han tenido resultados todavía.
      • Finalmente, destaca un grupo de exaliados de Pedro Castillo, como Roger Najar y el exabogado Raúl Noblecilla, integrados al partido de centro derecha popular PODEMOS Perú que ha prometido la amnistía a Pedro Castillo
  • Las siguientes fechas importantes del calendario son:
    • 12 de abril 2025: convocatoria a elecciones primarias para elecciones generales 2026. Ese mismo mes se cierra el padrón general de cada partido y los partidos deben comunicar al JNE la modalidad de elección de sus candidatos (las primarias ya no son obligatorias).
    • 16 de junio 2025: fecha límite para solicitar la inscripción de alianzas electorales entre partidos debidamente inscritos ante el JNE.
    • 16 de julio 2025: convocatoria a elecciones generales. Fecha límite para lograr la inscripción de partidos o alianzas electorales para las elecciones.
    • 12 agosto 2025:  fecha limite para presentar solicitudes de inscripción de precandidatos ante los Jurados Electorales Especiales.
    • 1 de octubre 2025: fecha límite para la publicación de fórmulas, listas y precandidatos admitidos.
    • 16 octubre 2025: fecha límite para resolver tachas y exclusiones en primera instancia.
    • 31 octubre 2025: fecha límite para resolver apelaciones sobre tachas y exclusiones.
    • 30 de noviembre 2025: elecciones primarias.
    • 31 diciembre fecha máxima de proclamación de resultados de elecciones primarias.
    • 12 de enero 2025: fecha límite para la presentación de solicitudes de inscripción de fórmulas y listas de candidatos.
    • 12 abril 2026: elecciones generales 2026 (primera vuelta).

Anahí Durand Guevara

Candidata a doctora en Sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  Profesora de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Se ha desempeñado como investigadora en diferentes proyectos  relacionados a los temas de movimientos sociales, representación política, pueblos indígenas e interculturalidad.  Ha publicado…