Paraguayo “Payo” Cubas

América Central y Caribe
Paraguayo Cubas

Paraguayo Cubas es un viejo político del Paraguay que recientemente ha optado por radicalizarse contra la política con un discurso agresivo, ideológicamente contradictorio y cargado de populismo punitivo.

Paraguayo Cubas (1962) es un senador del Movimiento Cruzada Nacional que defiende sin pudor el totalitarismo, y dice querer convertirse en dictador del Paraguay[1]. Desde que fue elegido en 2018 por 56.427 votos [2] para ocupar una banca en el Senado, ha marcado con sus formas violentas y estilo confrontativo la agenda política del país.

La irrupción en el escenario político del Payo Cubas no es una novedad; su trayectoria es más bien prolongada, dando inicio a su carrera cuando se desempeñó como dirigente gremial en la Universidad Nacional de Asunción, donde se formó como abogado. Más adelante, fue electo diputado del Partido Encuentro Nacional (PEN), desde 1993 hasta 1998, año en que se presentó como candidato a gobernador de Alto Paraná, consiguiendo un ínfimo apoyo. En 2001 se presentó como candidato del Partido Liberal y el PEN en los comicios para elegir intendente en Ciudad del Este, donde su candidatura corrió la misma suerte que en el intento anterior. Y, en 2013, apoyó a Horacio Cartes (Partido Colorado) en su candidatura a la Presidencia.

A pesar de su prolongada carrera, no fue hasta 2016 cuando su estilo violento y provocador comenzó a convertirlo en una figura mediática. En este año, como forma de protestar en contra de la Justicia de Ciudad del Este, defecó dentro del despacho del juez Amilcar Marecos y le dio un cinturonazo. Además, pintó con grafitis la sede fiscal de la Municipalidad[3], lo que le valió para ser recluido en una penitenciaría. Durante su detención recibió la visita del vicecónsul y un diplomático estadounidense en su celda, quienes querían conocer de primera mano la situación de Paraguayo Cubas -ciudadano estadounidense- por haber nacido en Washington mientras su padre, el coronel el Roberto Cubas Barbosa, se desempañaba como diplomático en la sede de la OEA[4].

Si bien desde 2016 los ciudadanos comenzaron a conocer sus salidas de tono –todas estratégicamente orquestadas para ser representadas, de ser posible, delante de un registro audiovisual–, no fue hasta las elecciones de 2018 cuando se autoproclamó como el líder llegado para ser “azote de los corruptos”, haciendo propuestas de campañas como el desbloqueo de listas los partidos que se presenten en las elecciones –una propuesta que se está discutiendo actualmente en el Legislativo–, poner límite a los salarios de servidores públicos, y hacer pública la declaración juramentada de bienes, entre otras[5].

En lo transcurrido de 2019 su estrategia ha sido ser aun más confrontativo, incluso atacando física y verbalmente a sus colegas del Senado, razón por la cual fue suspendido durante 60 días tras su ataque al senador Fernando Lugo, a quien califica continuamente como “terrorista”.

Totalitarista youtuber

Paraguayo Cubas no confía en los medios de comunicación tradicionales y basa en las redes sociales su estrategia de comunicación. Como un youtuber, deja siempre registro videográfico de su teatralizado papel de azote a la corrupción, bien sea golpeando, echando agua o insultando a los políticos, siempre hay una cámara a la que se dirige con su accionar.

El objetivo es generar controversia y llamar la atención de los sectores más diversos de la sociedad paraguaya, descalificando a la política tradicional en bloque y posicionándose como el único líder capaz de acabar de raíz con el problema de la corrupción enquistada en el país.

Abiertamente se autodefine como un político “antisistema”. Considera que la mejor forma de llevar a cabo cambios reales en la sociedad es por medio de la instauración de una dictadura, con mano dura que castigue con pena de muerte la corrupción. Adopta, de esta forma, un discurso populista punitivo que trata de capitalizar el hartazgo colectivo por los altos niveles de corrupción en el país. Y se acerca, así, a aquellos sectores que se han venido movilizando en las calles en contra de los corruptos.

Es un político que explota un discurso “atrápalo todo”, pasando de la defensa del sistema dictatorial de corte nacionalista, a criticar el desastre ecológico, los niveles de concentración de la tierra y los privilegios de los políticos. De esta forma trata de conquistar, también, un terreno reivindicativo más cercano a los intereses de partidos de izquierda política, como el Frente Guasú.

Paraguayo busca los aplausos de todos y se posiciona, de esta manera, como el líder de la política del escrache: tanto colorados como políticos del Frente Guasú han sido víctimas de sus improperios. Y en este sentido el lenguaje es muy importante, porque con su estilo directo y campechano quiere hacerse ver como un hombre del común, un ciudadano más que le habla a la gente de forma clara: “esos son gremlins, parecen todos modositos, hablan elegantemente. Por eso les tiro agua ¿vieron como se transforman?”, decía en una de sus intervenciones.

Su perfil se termina de construir en la falta de corrección política, por eso hace constante uso de expresiones homófobas y machistas en sus intervenciones. Así, Paraguayo Cubas se crea por fuera de la lógica de corrección política y busca conquistar a aquellos electores que están cansados de la política “de siempre”.

Cubas expresa la deriva de la extrema derecha más retardataria de Paraguay. Y a pesar de que se desconoce el impacto de su accionar, desde que se desempeña como senador por el movimiento Cruzada Nacional hay algo que es indiscutible, y es que en pocos meses en el Legislativo ha logrado disputar la agenda mediática a los partidos políticos mayoritarios, erigiéndose ad látere de corruptos y de la casta política tradicional, a pesar de su colorada procedencia. La estrategia de asaltar las redes y los medios de comunicación digitales con mensajes plagados de virulencia contra la clase política tradicional parece haberlo convertido en el catalizador del hartazgo en Paraguay y, aunque todavía es difícil conocer el impacto de su discurso, lo cierto es que el éxito reciente de figuras similares -con el avance de liderazgos como el de Jair Bolsonaro en Brasil- advierte sobre la permeabilidad social hacia ciertos discursos extremistas en la región.

 

[1] https://www.youtube.com/watch?v=3s6lNaLeKJY

[2] http://tsje.gov.py/static/ups/docs/archivos/2018/abril/TREP.pdf

[3] https://www.youtube.com/watch?v=lPc–nuEj-0

[4] http://www.abc.com.py/nacionales/diplomaticos-estadounisenses-visitaron-a-payo-cubas-1527438.html

[5] https://cruzadanacional.org/#


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/celag043/public_html/wp-content/uploads/cache/3f1c3a69b9ff143942b763e5751f553750c2fa2a.php on line 44