Nació en San Juan, Puerto Rico, en el seno de una familia conservadora y privilegiada económicamente, hijo de Pedro Rosselló, uno de los ex-gobernadores de mayor renombre en la historia de Puerto Rico y de Margarita Nevares. Desde su juventud, ha sido relacionado con vicios por el consumo en exceso de alcohol y otras sustancias ilegales y detenido por la policía en varias oportunidades. A juzgar por su reiterativo comportamiento, ha llevado una vida desordenada e irresponsable. Sus recursos económicos le han permitido quedar siempre bien parado ante cualquier escándalo. Ha estudiado en lugares de primera línea. Es egresado del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT), donde obtuvo las licenciaturas de ingeniería química, ingeniería biomédica y economía. Además, obtuvo en el 2007 el grado de Doctor en ingeniería biomédica de la Universidad de Michigan (Ann Arbor, MI). Tras graduarse, fue empleado como asistente postdoctoral en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (Chapel Hill, NC).

Ricky Rosselló (como es popularmente conocido) se involucró activamente en la política en el 2008, apoyando al Partido Nuevo Progresista (PNP), donde milita su padre, convencido de convertir a Puerto Rico en un estado más del territorio de los Estados Unidos. Pedro Rosselló, quien fuera gobernador de la Isla durante dos períodos, entre 1992 y 2000, fue conocido por vaciar las arcas del gobierno mediante la malversación de fondos y la profunda corrupción de su gestión, conduciendo con sus políticas a la situación de quiebra, que hoy persiste y mantiene en vilo a los puertorriqueños.

La ambición por el poder de Rosselló padre lo llevó a postularse como candidato en las primarias del partido para ejercer un tercer mandato a la gobernación de Puerto Rico (2009-2012). Su hijo Ricky lo acompañó, participando en la campaña frente al eventual Gobernador Luís Fortuño. Al perder la candidatura, Pedro Rosselló aparentemente se despide de la política, sin embargo, desde entonces ha trabajado en proyectar y apoyar la posible candidatura de su hijo como gobernador en el 2016, con una nueva cara política, pero con sus viejos intereses.

A partir de ese momento, Ricky empieza a figurar más en los medios para darse a conocer en el ámbito político. Alineado con los ideales del Partido Demócrata de EE.UU., fue líder de la campaña de Hillary Clinton en la primaria presidencial de 2008, donde tuvo un rol protagónico, participando en la publicidad junto a la precandidata. Para ese tiempo, el Huffington Post señala que Rosselló hijo registra en el estado de Delaware, la creación de Auctoritas Labs, Inc., una empresa con fondos privados, centrada en el diseño de nuevos métodos de encuestas de opinión pública. Aparentemente, hoy en día, dicha empresa no se encuentra operativa.

Al regresar nuevamente a Puerto Rico, en el 2010, se incorpora como académico e investigador a la Universidad de Puerto Rico (UPR), el alma mater de acceso público, de mayor renombre en la Isla y a la Universidad Metropolitana (UMET), centro de estudios privados para crear –supuestamente- un programa en el área de las células madres y estudiar su tratamiento en enfermedades neurológicas, cardíacas y el cáncer, a pesar de no contar con la experiencia ni las credenciales para crear un programa en esa área. Lo que ha llamado la atención de muchos académicos es que Ricky obtiene la plaza de catedrático auxiliar en el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR, más a fuerza de apellido y de intereses políticos, que a fuerza de títulos, por cuanto no hubo una convocatoria pública para ocupar una plaza permanente en la Universidad, al cual aspiran –por muchos años- profesores contratados, con méritos académicos superiores al suyo. Para la mayoría de los puertorriqueños, la incorporación de Rosselló hijo a la UPR está motivado, irrefutablemente, por razones políticas. Este hecho se agudiza con la publicación de su libro Un nuevo Puerto Rico es posible, por la Editorial de la misma Universidad, con un tema político-ideológico, que dista mucho del área de su experticia profesional y robándole –según señala Mayra Santos, ex-asesora de la editorial- el turno a investigadores que llevan años esperando la publicación de sus obras en esta editorial.

En 2012, Ricky fundó Boricua ¡Ahora Es!, el cual es un grupo de acción política que aboga cambiar el status político actual del Estado Libre Asociado (ELA) de Puerto Rico –como el disfraz de una maltratada colonia de EE.UU.- por un Estado más del Imperio Norteamericano. Su acción se centró en buscar el apoyo internacional para que el gobierno de EE.UU. incorpore definitivamente a la Isla como parte de su territorio. Dicho grupo confeccionó la campaña del PNP durante el plebiscito de status realizado en noviembre de ese mismo año, obteniendo, por primera vez, la opción de la estadidad una amplia victoria.

Engrandecido con el logro obtenido, el Dr. Ricardo organizó un grupo de colaboradores con el fin de definir un “Plan para Puerto Rico”, el cual serviría como un marco para manejar los asuntos económicos y políticos de la Isla. Según él mismo expone, al construirse años antes de su posible candidatura, representa la agenda política más completa y realista para enfrentar los problemas en la actualidad. Aún así, los medios públicos reflejan que en la opinión de la mayoría de los puertorriqueños se trata de un Plan ingenuo, que no profundiza en los serios problemas económicos que afronta actualmente la Isla –con la situación de embargo y su inminente quiebra- y las soluciones propuestas parecen “mágicas”, ocultando, en realidad, el exigente sacrificio que representan para el pueblo. Durante el 2014 y como estrategia para su visualización, el Dr. Rosselló utilizó su plataforma y poder de convocatoria para organizar diversas actividades en contra de las políticas económicas implantadas por el actual Gobernador, Alejandro García Padilla, del Partido Popular de Puerto Rico (2012-2016), con lo cual intenta demostrar su supuesta experticia en la materia económica y refrendar su Plan, así como mostrarse como la figura representativa, opuesta a la figura actual del gobernador.

Ahora bien, con el apoyo irrestricto del Diario El Vocero de Puerto Rico, un medio impreso al servicio del PNP, se realza la figura de Ricky en su desempeño como ingeniero, economista, empresario, doctor, académico, investigador y hasta político e incluso intenta resarcir las controversias de las que es objeto de crítica, relacionadas con sus vicios; las inciertas patentes de medicamentos, producidos por su empresa Beijing Prosperous Biopharm con sede en Pekín; el atropello y abuso de poder sobre otros profesores por su acomodo a cargos académicos; la nulidad de su aporte al conocimiento como científico; el plagio al artículo de la escritora boliviana Lupe Andrade y la descarada apropiación del concepto de “La responsabilidad”, que dicha autora propone; la ingenuidad de sus propuestas económicas; el ridículo nivel de experiencia política; su escaso compromiso con la sociedad más necesitada, entre otros. En las publicaciones, se empieza a señalar reiteradamente a Rosselló hijo como un potencial candidato a la gobernación de Puerto Rico en las elecciones de 2016. Asimismo, como parte de su estrategia de imagen, los Directivos de su Comité de Campaña, decidieron darle seriedad a su candidatura y ocultar algunas deficiencias evidentes, reiterando ante los medios públicos y más fervientes seguidores algunos de sus títulos antes de mencionar su nombre completo. Desde entonces, Ricky, “el nene lindo del PNP” se da a conocer como el distinguido Dr. Ricardo Rosselló, llevando el sello de su padre en todas sus intervenciones públicas.

A pesar de su falta de experiencia política y de no haber demostrado interés alguno en obras sociales y de servicio público, el 19 de septiembre de 2015, el ilustre Doctor confirmó sus intenciones de aspirar a la gobernación de Puerto Rico por el PNP, en las elecciones de 2016. El día después, llevó a cabo un evento con sobre 20.000 personas en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan, lanzando su candidatura a las primarias del partido, a celebrarse el 5 de junio de 2016. Durante esa actividad, endosó a Jennifer González como su candidata a ocupar el cargo de Comisionada Residente en Washington en las próximas elecciones.

Los recursos para financiar sus millonarias campañas son objeto de continuos cuestionamientos, aparentemente procedentes de fondos buitres, debido a los costos de inversión, absolutamente incongruentes con la realidad actual. Desde entonces, ambos andan de pueblo en pueblo, de gira por toda la Isla, así como lo hizo el célebre ex-gobernador Luis Muñoz Marín (1948-1964), recordado por muchos como uno de los mejores gobernadores de la Isla, para presentar su Plan para Puerto Rico, escuchar a la gente y tener la fuerza del pueblo en la contienda electoral de las primarias del PNP, frente Pedro Pierluisi, actual Comisionado Residente en Washington. En sus presentaciones públicas insiste en proyectar una clara y definida visión de desarrollo económico de la Isla. Señala que, ante la actual crisis fiscal de Puerto Rico, se debe reducir obligatoriamente el gasto gubernamental y atender asuntos como los sistemas de retiro, aunque ello represente un gran impacto social con más despidos, menos servicios públicos y a mayores costos.

Sin embargo, para acercarse al triunfo, debe combatir primero con la memoria de los puertorriqueños donde queda la nefasta gestión de su padre, quien condujo a la Isla a la debacle económica actual. Para muchos boricuas, detrás de las intenciones del hijo, están las ansias de poder del padre, quien es realmente el mayor interesado en asumir nuevamente la gobernación. Quizás el destacado Doctor Ricardo Rosselló sea el futuro de Puerto Rico, pero para ello, debe dejar de vivir tras la sombra de su padre, salir de las tinieblas y empezar a brillar con luz propia.

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica

Co Authors :