La gestión del mandatario puede medirse por el fortalecimiento del turismo a pesar de la pandemia, los titubeos en cuanto a la ampliación de derechos y el continuo hostigamiento contra Haití.

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno de Luis Abinader, Partido Revolucionario Moderno (PRD), marcó el fin de la hegemonía del centroizquierdista Partido de la Liberación Dominicana quien gobernó el país durante 16 años. A un año de su asunción y en un contexto álgido en tensiones en el Caribe, presentamos un balance de su gestión.

Economía y turismo

A pesar de haber asumido en plena pandemia, constituyendo uno de los primeros comicios a realizarse en esta situación, el Gobierno presenta indicadores favorables en esta área, fundamentalmente en lo referido a inversiones extranjeras y reactivación económica, lo que resulta paradójico teniendo en cuenta la gran importancia del turismo en su economía. Algunos datos:

  • La economía comenzó a recuperarse, mientras que el PBI se contrajo un 6,7 % en 2020, para 2021 fue ganando impulso. De enero a julio de este año registró 2,4 millones de turistas.

  • El Gobierno elaboró una estrategia basada en cuatro ejes fundamentales: gobernanza, gestión del riesgo sanitario, comunicación y respaldo financiero. Invirtió 7,3 millones de dólares en promoción y acuerdos con aerolíneas para asegurar rutas, apoyo económico, flexibilización fiscal, medidas monetarias, un fondo de garantías y ayuda crediticia para la pequeña y mediana empresa.

  • El Estado asumió a su cargo la creación de un seguro de salud para proteger a los visitantes que fueran afectados por la COVID-19 y decidieron no exigir a los viajeros ningún tipo de prueba al ingresar al país, ni hacerlas masivas a su llegada, sino solo aleatorias y de rápida aplicación.

  • Abinader creó el Gabinete Turístico, órgano de gestión de crisis y coordinación interinstitucional, el cual apuntaba a proporcionar la recuperación y el desarrollo constante del turismo.

  • El FMI pidió en varias oportunidades una reforma fiscal. En octubre de 2020, Abinader puso fecha al Consejo Económico y Social (CES) para trabajar una reforma fiscal aplicable al 2022. Sin embargo, el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton, dijo que el país no se encontraba “en el momento adecuado” para aplicar una reforma fiscal inmediata, debido a que la recuperación económica no es lo suficientemente “robusta” y “fuerte”. También aseveró que la reforma podría tratarse en 2022 y aplicarse recién en 2023.

  • La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó que la Inversión Extranjera Directa –IED– mundial sufrirá un declive de hasta 40 % en 2021, sin embargo, en su más reciente informe coloca a República Dominicana como primer país de destino para este tipo de inversiones.

Programas sociales

  • En cuanto a los sectores vulnerables, los amplios programas de apoyo finalizaron en abril de 2021, pero los programas sociales temporales se fusionaron gradualmente en un nuevo programa de asistencia social con políticas que se volvieron más específicas y focalizadas.

  • El programa “Supérate” que beneficia actualmente a más de 1.300.000 ciudadanos y ciudadanas (el 64 % de sus beneficiarios son mujeres), está enfocado en que las tareas relacionadas con el hogar sean reconocidas como una labor remunerada.

Gestión de la pandemia y salud

  • La apuesta del Gobierno ha sido garantizar la vacunación masiva para reactivar el turismo y levantar el confinamiento. Una apuesta que de momento le ha dado resultados económicos pero que podría resultar perjudicial en caso de rebrotes de nuevas cepas como las variantes “Delta” y “Lambda”, de terrible poder de contagio y ya circulando ampliamente en países muy conectados con República Dominicana.

  • El 51,74 % de la población objetivo ha recibido dos dosis de vacuna al 25 de julio de 2021.

  • Una peculiaridad es que República Dominicana fue el primer país de la región en comenzar a inicios de julio una campaña para vacunar con una tercera dosis a grupos de riesgo aún cuando no completó su objetivo de superar el 70 % con al menos una dosis.

  • En cuanto a las vacunas, Abinader se ha quejado públicamente vía Twitter con la Administración de Biden por la demora en el envío de dosis a países menos desarrollados, al tiempo que ha negociado con distintos laboratorios de China, India y Cuba.

Ampliación de derechos

  • En un intento por mostrar un costado “moderno” Abinader había apoyado tres causales de aborto terapéutico en campaña (riesgo de vida del cuerpo gestante, violación o incesto y malformaciones no compatibles con la vida). Cabe destacar que RD es uno de los cinco países de Centroamérica que prohíben y penalizan la interrupción voluntaria del embarazo sin excepciones. Sin embargo, el miedo político del propio Gobierno a la Iglesia y a sectores conservadores y antiderechos, aún siendo mayoría en ambas cámaras, desvirtuaron la iniciativa. En principio fue rechazada en Diputados, pero el Senado recomendó incluir solo la causal de riesgo de vida materna, la propuesta fue nuevamente rechazada en Cámara baja y dilatada por ausencia de senadores por lo que no será tratada en la actual Legislatura. Por otra parte, haber evitado el posicionamiento coincide con la visita de Julissa Reynoso, la jefa de Gabinete de la primera dama de los EE. UU., de origen dominicano, quien consideró un faltante en materia de género en el país.

Haití

  • Desde su origen, República Dominicana ha convertido a Haití en su chivo expiatorio con claros intereses políticos y económicos. Mientras la Constitución de la primera república de esclavos libertos buscaba la equidad en toda la Isla Española, República Dominicana nace con una convicción católica, colonialista y racista. El mito de “Haití invasor” sirve como una justificación para crear un enemigo.

  • Abinader elevó el nivel de las tensiones con Haití, ordenando construir una “doble verja perimetral” el 27 de febrero de 2021 ante la Asamblea Nacional. La construcción del muro cuenta con el apoyo tecnológico de Estados Unidos e Israel y su objetivo es “contrarrestar la migración haitiana irregular”.

  • La frontera la cruzan diariamente hatianos y hiatianas que trabajan en la agricultura y la construcción –en paupérrimas condiciones sin los que la economía dominicana colapsaría. Actualmente, Haití vive una crisis sanitaria producto de la pandemia, una crisis alimentaria, una crisis política e institucional que se generó bajo el Gobierno de Jovenel Moïse y se agudizó con su asesinato. Además de ello, un nuevo terremoto azotó la isla.

Cuba, Nicaragua y Venezuela

  • El único país con la que el actual Gobierno ha tenido roces diplomáticos ha sido con Nicaragua, mediante publicaciones en redes sociales del canciller, Roberto Álvarez.

  • Con respecto a Cuba ha tenido un bajo perfil diplomático, a fines de junio ha renovado su cuerpo diplomático nombrando a Flavio Amaury Rondón de Jesús como embajador. El 26 de julio Milagros Carina Soto, embajadora cubana en RD, conmemoraron el 68 aniversario del asalto al cuartel Moncada. Asimismo, en el país se registraron marchas y muestras de solidaridad con Cuba y contra el bloqueo.

  • El país dejó de reconocer a Juan Guaidó como jefe de Estado interino de Venezuela el pasado 5 de enero, cuando terminó su mandato de presidente de la Asamblea Nacional. Actualmente, Venezuela tiene una Embajada, pero no embajador. Sin embargo, Iván Alejandro Salerno García, con el rango de encargado de Negocios se mantiene al frente de la Embajada. Dicha presencia, constituye un reconocimiento tácito del Gobierno de Nicolás Maduro porque cuando las relaciones entre dos países se rompen, solo suele quedar el personal consular. Formalmente, las autoridades no reconocen la legitimidad de la Asamblea Nacional del Gobierno de Nicolás Maduro. Desde la llegada de Luis Abinader a la Presidencia dominicana, en agosto de 2020, el Gobierno de Santo Domingo se ha acercado aún más a las posiciones del Grupo de Lima, en el que participaba en calidad de observador pasando a miembro a comienzos de 2021.

Lucha contra la corrupción

  • Lo menos original del Gobierno ha sido su discurso contra la corrupción, el cual se ha convertido en un ajuste de cuentas y un desfile de exfuncionarios y asociados al pasado Gobierno del PLD. El ministerio público obstaculiza el acceso, tanto a los acusados como a su defensa, de los presupuestos acusatorios pero los filtra a la prensa en abierta violación a la fase secreta de la investigación, convirtiendo el proceso en una condena de la opinión pública (periódicos y redes sociales).

El primer año del mandatario será una importante foto para marcar el estilo de su gestión. También ha tenido una cuota de suerte, batió el récord de 5 medallas en Tokio y no ha registrado hasta el momento daños graves producto de la tormenta Fred ni Grace así como tampoco sufrió las trágicas repercusiones del terremoto en Haití. Si el mandatario logra mantener cierta estabilidad económica, controlar la crisis sanitaria gracias al proceso de vacunación y mantener mediáticamente el tema de la corrupción en agenda, tiene grandes posibilidades de mantenerse como un candidato firme para el 2024, ya que actualmente el PRM y el PLD concentran la gran mayoría de la simpatía popular. Tal vez estemos ante el comienzo de un nuevo bipartidismo renovado.

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bárbara Ester

Licenciada en Sociología (UBA) (Argentina)

Bárbara Ester es licenciada y profesora de Sociología por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Realizó una Diplomatura en Género, Movimiento de Mujeres y Política en la Facultad de Filosofía y Letras. Actualmente cursa la Maestría en Gobierno de la Facultad de Ciencias Sociales, UBA.