Tensiones previas a la segunda vuelta en Guatemala

Análisis Político
Tensiones previas a la segunda vuelta en Guatemala

El tiempo que resta hasta la celebración de la segunda vuelta electoral en Guatemala está marcado por profundas y añejas tensiones políticas de difícil resolución.

 

La cita para el electorado guatemalteco está fechada para el 11 de agosto próximo. Sandra Torres y Alejandro Giammattei se someterán a un escrutinio público que parece no tener mayor alternativa: ninguna de las opciones representa un cambio de timón, sino el continuismo y la profundización del neoliberalismo imperante en Guatemala. Todo ello ocurre con un Jimmy Morales, presidente en funciones, que poco hace por una ya muy debilitada democracia guatemalteca.

Para comprender el proceso electoral desde la primera ronda y dilucidar los escenarios posibles para Guatemala, en este artículo se analizan tres ejes de tensión política. El primero de ellos tiene que ver con los resultados del primer balotaje y las distintas denuncias de fraude. La segunda tensión corresponde al continuismo como escenario, producto de la inexistencia de alternativa en las candidaturas electorales de este momento; finalmente, la última tensión se da en torno a los últimos intentos del Gobierno de Jimmy Morales, apoyado por EE. UU., por intervenir en el aparato judicial guatemalteco.

¿Fraude?: la primera ronda electoral

La contienda de la primera ronda electoral se llevó a cabo en medio de incertidumbres y tensiones. A semanas del sufragio la papeleta fue conformada luego de la exclusión de distintas candidaturas presidenciales: Mario Estrada, del Partido Unión del Cambio Nacional (UCN), fue arrestado en Miami por la DEA por sus vinculaciones con el cártel de Sinaloa;[i] Zury Ríos, del Partido Valor, fue apartada de participar por ser hija del exdictador Efraín Ríos Montt y;[ii] a la exfiscal Thelma Aldana le fue negada la candidatura por un presunto caso de corrupción.[iii] Así, el camino quedó libre para los partidos de la derecha tradicional.

Ningún partido logró obtener la mayoría para imponerse en la primera ronda. Sandra Torres (Unidad Nacional de la Esperanza, UNE), con un 25,27%, alcanzó el primer lugar y enfrentará a Alejandro Giammatei (VAMOS)–quién fue apoyado por un 14,2%-.[iv] Dicho resultado demuestra la debilidad y atomización de las ofertas electorales. Para el Congreso el voto resultó muy disperso: UNE alcanzó 52 de 160 curules, VAMOS obtuvo 17, UCN cuenta con 12 diputaciones y Valor 9 escaños. Otros partidos minoritarios también contarán con representación política, como la URNG, WINAQ y el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), en su primer participación electoral.[v] El Congreso, por tanto, se encuentra en un reparto controlado por la UNE que, aún con mayoría, deberá negociar. Asimismo, 207,643 votos fueron nulos y 458,763 votos en blanco, registrándose así una participación del 61,79% del padrón electoral.[vi]

El resultado tan disputado de la primera vuelta, que dio ganadores a las dos facciones de derecha tradicional guatemalteca, fue puesto en duda por distintas voces que advirtieron y denunciaron fraude. Thelma Cabrera, candidata presidencial del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), fue una de las primeras en denunciar la sospecha de fraude en la primera ronda electoral. Cabrera denunció que el logo del MLP estaba más pequeño, que en algunas papeletas no aparecía y en otras el voto estaba marcado por la UNE. En otro sector el cuestionamiento trascendió las papeletas y fue dirigido a la plataforma digital de conteo de votos: la página del Tribunal Supremo Electoral (TSE) quedó fuera de conexión, había actas que no correspondían al conteo digital y fueron electas en las alcaldías personas que no estaban inscritas.[vii]

Esta última denuncia trascendió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y fue dirigida también a las empresas contratadas para el resguardo informático del material electoral. Las empresas en cuestión son Telgua y Datalogic Systems S.A. La primera estaba encargada de la transmisión de los resultados a nivel de telecomunicaciones, mientras la segunda llevaba la tarea de la construcción de un anillo de seguridad que protegiera de ataques la materia electoral. La empresa Telgua fue señalada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) debido al financiamiento ilícito del Partido Patriota (PP) en 2011, y Datalogic Systems se encuentra ligada a la empresa alemana Mühlbauer, acusada de fraude en otros países –como El Salvador-.[viii]

Por su parte, Manfredo Marroquín, candidato del Partido Encuentro por Guatemala, denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que en la primera ronda hubo fraude debido a que el Gobierno: i) pagó a expatrulleros de Autodefensa Civil (PAC); ii) entregó bonos de víveres en distintos lugares del país y; iii) el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) entregó cupones para la subvención en la compra de alimentos. Todo lo anterior con el objetivo de favorecer al Frente de Convergencia Nacional (FGN). Partido al que pertenece el presidente actual, Jimmy Morales.[ix]

La respuesta de la Fiscalía no resuelve el conflicto por el fraude y la segunda ronda es un hecho, dados los resultados declarados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Rafael Curruchiche, jefe Interino de la Fiscalía de Delitos Electorales, mencionó que las denuncias se encuentran en investigación.[x] Por su parte, las autoridades del TSE minimizaron las denuncias, a las que se refieren como “errores humanos”.

Derecha vs. extrema derecha: la segunda vuelta electoral

Sandra Torres es fundadora de UNE, de inspiración socialdemócrata. Sandra fue impedida de ser candidata presidencial en 2007 debido a su vínculo marital con el expresidente Álvaro Colom. En 2015 volvió a ser candidata (luego de su separación) y fue a segunda ronda contra Jimmy Morales. Su fortaleza electoral no es menor: desde su actuación como primera dama realizó distintos esfuerzos -sobre todo programas sociales de corte asistencialista y clientelar- por apoyar a personas en situación de vulnerabilidad social y que constituyeron la punta de lanza de su estrategia para postularse a la Presidencia.

La candidata enfrenta varias investigaciones por actos de corrupción, entre las cuales resalta la vinculación personal y de su partido con los narcotraficantes Ottoniel Turcios y Mauro Salomó quienes, según la CICIG, habrían financiado a la UNE en 2007. Esta sería una razón por la que Sandra Torres no respalde la renovación del mandato de la CICIG, aunque la UNE y el propio expresidente Colom, fueron claves en la instauración del mandato de dicha comisión internacional.[xi]

Entre las propuestas de Torres se encuentran: i) la creación de fiscalías anticorrupción en las instituciones estatales y; ii) seguridad jurídica para la creación de empleo a través del impulso a un ambiente de confianza para la inversión privada.[xii] El perfil proempresario y securitario de la candidata son sus fortalezas, mientras que su principal debilidad se encuentra en el ámbito urbano, donde se instauró una apatía fuerte en su contra producto de los escándalos de corrupción en los que está implicada.

Alejandro Giammattei, el otro candidato y quien representa a la extrema derecha, fue director del servicio penitenciario durante el Gobierno de Colom y fue acusado por su responsabilidad en una masacre ocurrida al interior de un centro carcelario. Hasta el momento, su trayectoria política no ha resultado exitosa: ha perdido las elecciones durante los últimos 20 años por su falta de carisma y por su cercanía tanto a personas acusadas de narcotráfico y tráfico de influencias como al entramado militar guatemalteco.[xiii] Entre sus propuestas más controversiales se encuentran la aplicación de pena de muerte, mano dura contra el crimen y el narcotráfico, y la creación de un Consejo Nacional de Seguridad.[xiv] Con sus propuestas, Giammattei ha conseguido el apoyo de distintas alcaldías electas, lo cual podría ampliar su alcance territorial.[xv]

La seguridad es la principal preocupación del electorado guatemalteco. Según la encuesta realizada por CID-Gallup Latinoamérica, la concentración de la candidatura de Giammattei en este tema amplió la intención de voto a su favor, registrando el 40,60% frente a un 33,40% de Sandra Torres. De las 1.204 personas entrevistadas por la encuestadora, el 8% aún no ha definido su voto y un 51% dice no encontrarse representado por ninguna de las candidaturas.[xvi] La incertidumbre sigue presente en la coyuntura electoral guatemalteca, donde “inusual” parece ser el adjetivo más próximo al proceso que se vive en el país.

Trump y Morales incidiendo en la campaña

En el último tramo de su Gobierno, Jimmy Morales se muestra activo al frente de la gestión del Ejecutivo, impulsando políticas lesivas para los sectores más vulnerables y en desmedro del precario entorno democrático que domina el escenario político. Sin embargo, un nuevo pulso se ha generado entre el Morales y el Poder Judicial: el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, firmó el “Acuerdo de Tercer País Seguro” con el presidente de EE. UU., que obliga a Guatemala a recibir solicitantes de asilo o refugio en EE. UU. Se trata de una situación difícil para un país con altos índices de pobreza. Las organizaciones de la sociedad civil prevén la “construcción de un campo de concentración para migrantes”.

La Corte de Constitucionalidad, por su parte, dictaminó que el Ejecutivo no puede firmar tratados de tal envergadura sin ser conocidos y discutidos previamente por el Congreso. El pronunciamiento generó malestar en la Presidencia: Morales afirmó que “Recientemente, la mayoría de sus magistrados, identificados con intereses políticos personales, han utilizado su investidura para entrometerse en la política exterior del Estado de Guatemala, facultad que le confiere nuestra Carta Magna exclusivamente al Organismo Ejecutivo”. La situación resulta tan compleja que el presidente evade cualquier pregunta que tenga que ver con los alcances del Tratado.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, a través de su cuenta en Twitter amenazó con imponer aranceles a las exportaciones guatemaltecas y a las remesas, así como la prohibición de ingreso a EE. UU. de personas oriundas de Guatemala. Estas amenazas preocuparon al sector empresarial guatemalteco, que validó el nuevo enfrentamiento de éste contra la Corte de Constitucionalidad. El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) y la Cámara de Industria de Guatemala se pronunciaron contra la Corte; según ambos conglomerados no firmar el Tratado del Tercer País Seguro provocaría mayores migraciones en Guatemala: “Responsabilizamos a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad de las consecuencias que puedan sufrir los guatemaltecos con las decisiones que tome el Gobierno de Estados Unidos y el presidente Trump al haber emitido un fallo sin tener mayor conocimiento de lo que se estaba negociando, limitando las acciones del Organismo Ejecutivo y poniendo en riesgo la situación económica del país. Condenamos que, una vez más, los magistrados de la Corte de Constitucionalidad emiten resoluciones fuera de su mandato y continúan su labor por destruir la economía del país creando más pobreza.[xvii]

El 27 de julio distintas organizaciones se manifestaron en contra del Acuerdo del Tercer País Seguro, alegando que el Ejecutivo no puede garantizar las mínimas condiciones de Derechos Humanos para los y las guatemaltecas. En consecuencia, el recibimiento de personas refugiadas puede significar una violación sistemática a sus necesidades más básicas.[xviii] De esta manera, el presidente Jimmy Morales, en medio de su debilitada legitimidad y con una muestra de obsecuencia, favorece los intereses de los EE. UU. cediendo la soberanía a cambio de la estabilidad económica de un muy pequeño sector empresarial. El presidente de los EE. UU., Donald Trump, interviene de manera abierta en la campaña electoral, reforzando el proyecto empresarial y la securitización.

Guatemala se encuentra en un proceso de descomposición como Estado. La ruptura del orden constitucional del país por la captura de bandas paramilitares en las estructuras del Estado, que originó la polémica decisión de ceder soberanía judicial convocando la creación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, sigue siendo el principal problema del país. Aunque dicha comisión asestó importantes golpes a la corrupción, se produjo un desgaste en su seno ante la persistencia del los poderes fácticos -apoyados por la Administración de Jimmy Morales y por las viejas estructuras de poder representadas por las dos opciones electorales- que se niegan a dejar su rol como administradores del poder estatal.

 

 

[i] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47982704

[ii] https://nomada.gt/pais/entender-la-politica/los-argumentos-de-la-cc-que-dejaron-a-zury-rios-fuera-de-las-elecciones-y-el-voto-razonado-de-dina-ochoa/

[iii] https://nomada.gt/pais/entender-la-politica/este-es-el-panorama-que-quedaria-con-thelma-aldana-fuera-de-las-elecciones/

[iv] https://www.nodal.am/2019/06/elecciones-en-guatemala-sandra-torres-y-alejandro-giammattei-encabezan-los-resultados-de-la-primera-vuelta/

[v] https://www.prensalibre.com/guatemala/politica/resultados-diputados-elecciones-guatemala-2019/

[vi] https://www.prensalibre.com/guatemala/politica/resultados-alcaldes-elecciones-guatemala-2019/ https://www.celag.org/informe-postelectoral-balotaje-abstencionismo-dispersion/

[vii] https://nomada.gt/pais/elecciones-2019/lo-que-sabemos-hasta-ahora-de-los-problemas-con-el-conteo-de-votos/

[viii] https://historico.elsalvador.com/176121/advierten-de-posibles-fraudes-por-fallas-en-dui.html,

[ix] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48645788

[x] En términos operativos, la investigación está divida en dos fases: 1) investigación en el área informática y; 2) revisión de actas. Para ello, según Curruchihe, se cuenta con el apoyo de aproximadamente 50 personas de fiscalías distintas y la ayuda de la Contraloría General de Cuentas que llevará un cotejo paralelo de forma que sirva como punto comparación. Ver: https://lahora.gt/en-manos-del-mp-denuncias-por-posible-compra-de-votos/

[xi] https://nomada.gt/pais/el-perfil-de-sandra-la-maquilera-impaciente/

[xi] https://www.publinews.gt/gt/noticias/2019/06/11/analisis-sandra-torres-partido-une.html

[xiii] https://nomada.gt/pais/elecciones-2019/resumen-de-la-investigacion-que-enfado-a-giammattei/

[xiv] https://julioastillero.com/perfil-alejandro-giammattei-el-medico-que-promete-mano-dura-en-guatemala/

[xv] https://www.publinews.gt/gt/noticias/2019/07/29/giammattei-reuniones-privadas.html

[xvi] https://nomada.gt/pais/elecciones-2019/cinco-cosas-que-podemos-esperar-de-la-segunda-vuelta-electoral-segun-la-ultima-encuesta/

[xvii] https://nomada.gt/pais/entender-la-politica/la-renacida-alianza-entre-jimmy-y-empresarios-contra-la-cc-y-la-respuesta-de-los-magistrados/

[xviii] https://nomada.gt/pais/entender-la-politica/grafico-por-culpa-de-jimmy-guatemala-sera-como-una-carcel-temporal-de-eeuu/ y https://nomada.gt/pais/entender-la-politica/por-que-guatemala-no-es-un-pais-seguro-ni-para-sus-propios-ciudadanos/?utm_source=nomada_ux&utm_medium=hay_mas_autor

 

Nery Chaves García

Nery Chaves García

Licenciada en Relaciones Internacionales con énfasis en Política Exterior y Diplomacia por la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA). (Costa Rica)

Trabajó con organismos internacionales como OIM, OIT y ACNUR. Formó parte del programa de investigación Mi gracias, Cambio Social e Identidades del Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional de Costa Rica.  Además realizó una pasantía, con su tesis de licenciatura, en el Instituto de Investigaciones…