El próximo 27 de octubre tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Uruguay. También se llevarán a cabo las elecciones legislativas, renovándose en su totalidad ambas cámaras. El voto en Uruguay es obligatorio y no está permitida la reelección consecutiva del presidente. Según el sistema electoral uruguayo, la victoria en primera vuelta se logra con el 50% más uno de los votos válidos. En caso contrario, se celebrará una segunda vuelta el 24 de noviembre.

El próximo 27 de octubre tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Uruguay. También se llevarán a cabo las elecciones legislativas, renovándose en su totalidad ambas cámaras. El voto en Uruguay es obligatorio y no está permitida la reelección consecutiva del presidente. Según el sistema electoral uruguayo, la victoria en primera vuelta se logra con el 50% más uno de los votos válidos. En caso contrario, se celebrará una segunda vuelta el 24 de noviembre.

Un hito previo en la carrera electoral uruguaya lo constituyen las elecciones internas partidarias (para elegir los candidatos presidenciales de las distintas opciones políticas), que se celebraron el pasado domingo 30 de junio.

El voto en las elecciones primarias abiertas no es obligatorio. La participación del 36%, la más baja desde el año 1999.

Orsi, el candidato presidencial por el Frente Amplio (FA)

  • El FA tuvo un gran desempeño electoral, obteniendo 410.282 apoyos, un 42% de los participantes. Es la primera vez que el FA es el partido más votado en las elecciones internas, lo que sin duda constituye un gran indicador de la fortaleza de las expectativas de Frente para ganar las elecciones presidenciales en octubre.
  • Tal como preveían las encuestas, Yamandú Orsi se impuso por amplio margen frente a otros candidatos del FA (Carolina Cosse y Andrés Lima). Con casi el 60% de los votos del FA, Orsi será el próximo candidato a presidente por parte del progresismo; Carolina Cosse obtuvo el 38%.
  • Tras conocerse los resultados de la contienda, el Frente Amplio oficializó la fórmula electoral de cara al 27 de octubre, que estará integrada por Orsi como candidato presidencial y Carolina Cosse, como vicepresidenta.
  • Yamandú Orsi se desempeñó como intendente del municipio de Canelones en el período 2015-2024, y fue postulado para estas internas por el Movimiento de Participación Popular del expresidente José ‘Pepe’ Mujica, entre otros grupos.
  • Por su parte, Cosse estuvo al frente de la Intendencia de Montevideo durante el período 2020-2024. La ahora candidata vicepresidencial contó con el apoyo del Partido Comunista y del Partido Socialista, entre otros espacios.

La interna del oficialismo, sorpresas en la fórmula

  • En lo que respecta a la interna del Partido Nacional (PN), actualmente en el Gobierno, tampoco hubo sorpresas. La totalidad de las encuestas pronosticaban la victoria de Álvaro Delgado por amplio márgen respecto a la segunda alternativa, Laura Raffo, una economista que fue candidata a la Intendencia de Montevideo en 2019.
  • Delgado (que obtuvo el 74% de los apoyos del PN), exsecretario de la Presidencia del actual Gobierno, y rostro de la continuidad política y programática de la gestión de Luis Lacalle Pou, será el candidato presidencial del Partido Nacional.
  • Pasada la medianoche, el PN oficializó su fórmula presidencial de manera sorpresiva e intempestiva. Valeria Ripoll, una dirigente sindical que adquirió visibilidad pública como panelista en un programa de televisión, será la candidata a la vicepresidencia.
  • Además, se anunció que el actual presidente, Lacalle Pou, encabezará la lista de senadores.
  • La cantidad de votos que obtuvo el Partido Nacional en esta elección fue cualitativamente menor que en las internas del 2019. Perdió más de 120 mil votos, más de un 25% de sus apoyos y, finalmente, quedó en 323.930 (un 33% del total de sufragios), a casi 9 puntos del FA.
  • En lo que respecta al resto de partidos de la coalición opositora, el candidato presidencial por el Partido Colorado -el tercer partido en apoyos, con un 10%- será Andrés Ojeda Spitz, un abogado mediático que fue edil de Montevideo hasta 2015. Por Cabildo Abierto -ya con muchos menos apoyos, apenas un 1,7%-, el candidato será el referente ultraconservador Guido Manini, y por el residual Partido Independiente, será Pablo Mieres (exministro de Trabajo, cargo que desempeñó durante la última gestión). Por su parte, el Partido Libertario Uruguayo, por el momento ha quedado sin los votos suficientes para entrar en la contienda de octubre.

Escenarios

  • De cara al 27 de octubre quedan aún algunos interrogantes por responder. En principio, cómo se encarará desde el Frente Amplio la etapa más importante de la campaña y el grado de cohesión y unidad que puedan manifestar ambos precandidatos presidenciales durante la misma.
  • Por otro lado, cómo funcionará la sorpresiva fórmula oficialista y el rol que pueda llegar a tener el presidente Lacalle Pou durante la campaña.
  • En cualquier caso, con este escenario, el progresismo uruguayo tiene razones para ilusionarse con una victoria electoral que lo lleve a ganar las próximas presidenciales.

Bahía Luna

Licenciada en Comunicación (UBA). Maestranda en Estudio de las organizaciones del estado, del ámbito privado y del tercer sector. (UNGS). Especialista en comunicación política y redes sociales.

Pablo Álvarez

Licenciado en Ciencias Políticas (Universidad de la República), cursando la Maestría en Historia Económica (UdelaR). Diputado Nacional por el Frente Amplio (2005-2010), Director general del Ministerio de Educación y Cultura (2010-2015) y coordinador general de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia de la República (2015-2018).